Nacional

“Guardar todo.” Raúl Jesús Rincón

Por domingo 8 de junio de 2014 Sin Comentarios

De nuevo me asomo a la ventana
Si alguien pregunta ¿Qué descubriste?
Diré que jamás me he movido.

Por Mario Arturo Ramos*

La publicación de libros –uf- y de poesía-recontra uf- en estos tiempos marcados por la tecnología expansiva, es un logro. ¡“Guardar todo” lo es! El resultado literario del instinto y oficio creativo de Raúl Jesús Rincón, se presentó dentro de las actividades de la Feria del Libro, Tijuana 2014, el pasado ocho de junio.

El volumen reúne una selección de poemas  de la autoría del  tijuanense y,  versiones y ejercicios de traducción a los clásicos del nacido en 1948 ,en la frontera más cantada del mundo.  La edición  CECUT/ Conaculta/ Casa Aldo Manuzio, bien cuidada y lograda, consta de 171 páginas- mil ejemplares-, índice y una sensata presentación de Luis Cortés Bargalló, quien en la contraportada escribe: “la poesía de Raúl Jesús Rincón, como corresponde al acucioso melómano que la hace posible, se modula y afina en la develación de algo que subyace en lo cotidiano  o que de ahí  extrae una substancia esencial  y rica que, por fuerza, lo rebasa”.

Cortés Bargalló, fue  el presentador y comentarista, en el acto dominguero de la fiesta primaveral de los libros, donde reapareció el viejo puente que comunica al lector con la poesía.

¿Cómo se construyen los libros de poesía?  Creo que con momentos de vida atrapados en la telaraña del lenguaje y la música, con la  relectura implacable, con  el auto-juicio severo  que casi siempre dicta la sentencia de deshojar.

En una charla con Rincón le pregunté ¿que era para él, la poesía?  Señaló “una búsqueda existencial que no puedo expresar en otro lenguaje que no sea el poético”, la definición  certera  define el tema central de  su obra y es la llave que nos permite navegar  en sus poemas con el ritmo y la puntería que le imprime el poeta a los textos.

Como lector entiendo como poema terminado, el producto del trabajo lingüístico exhaustivo que pule la esencia o temática individual o social para convertirla en metáfora, figura poética, misterio, expresión trasparente, encuentro y descubrimiento; ¡Claro! los libros de poesía representan un trabajo mayor para el autor que abre su centro expresivo y mirador desde donde Raúl dice: “Viajan mis ojos/ pero mis pies/ no dejan huella”.

Y Raúl es de nuestra frontera, y mi amigo. Aquella tarde de la plática inquirí ¿Y la poesía tijuanense? Con la mirada fija contestó: Un punto de partida y un proyecto anecdótico que en sus inicios transformó parte del imaginario colectivo, sin embargo hay que decir que es limitada, muchas veces por falta de vida, pero es la que se hace en este estado por nativos y llegados de otros rumbos, adolece de miras literarias  ya que los textos se aceptan si critica al quehacer, entonces tenemos excesos de resultados semiescolares y poemas hechos para festivales cívicos que arranquen el aplauso y el elogio facilongo, o que satisfagan las  necesidades autoritarias de tener poemas con poco valor, así lo escribe en el poemario de reciente edición: En el número de la hoja recomienza/ nuestra muerte, nuestra vida como pajarillos/ que buscan nido en la primera página. / Leemos y ahí la letra empieza.

“Encuentro”  El poeta vive, lee, escribe, de y en la ciudad. La ciudad es uno de los elementos fundamentales, se sumerge en ella y va contando/ cantando sus pasos en el paisaje cotidiano, en el universo de todos los días, el personaje citadino. Por eso Rincón escribe: “La ciudad lo encanta reemprende el sueño/ alguien más despierta/ son aquellos habitantes los extraños”. “León el Héroe”.

En la trayectoria de Raúl Jesús Rincón destacan su presencia como alumno de la UNAM, en la carrera de lengua y literatura hispánicas, su participación en el Taller Literario de Salvador Elizondo, su paso por el Taller de Poesía de la UA de BC, y su licenciatura de la misma institución,  su libro “Los poemas de santo y seña”, su labor docente, la elaboración de libros como impresor, editor, artesano, poeta. Resulta entonces lógico que en su nuevo libro nos encontramos con la obra de un hombre de letras que recomienda a los que inician el camino: Indudablemente debe ser culto, leer de todo, incansablemente, por estos lugares no abundan los Migueles Hernández, genios que sólo se dan una vez.

La 2ª parte del volumen son versiones y ejercicios de traducción seleccionados por el poeta, de este trabajo debemos cita como ejemplos “El modo en que un cuervo”.  Da mi corazón/ un vuelco/  y salva parte del día/ que había perdido. Robert Frost  y “Soledad” de Charles Simic.  Pero en algún lugar ahora mismo/ las hormigas se colocan/ sus sombreros cuáqueros/ y se aprestan a visitarte.  Sugerente invitación  para recorrer verso a verso, texto a texto. “ Guardar todo”.

*Autor e investigador

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Siguiente entrada