Editorial

Editorial: Nº 207

Por domingo 11 de mayo de 2014 Sin Comentarios

“El viejo camino de la poesía”

Caminante no hay camino/ se hace camino al andar…

Antonio Machado.

Los Viernes de Plaza en Mocorito reúnen a la música, los sabores, el baile, los colores, la tranquilidad que surge de la convivencia de los mocoritenses- de nacimiento o de afecto- que se reúnen en la plaza principal, bajo un cielo que también participa con sus mejores galas. Fue un viernes de primavera el elegido para la presentación del poemario: “El aire de tu vuelo”, de Antonio Martín Cepero, editado por Fundación Anjor.

La cita fue a las 18. 00 horas, en el Centro Cultural Doctor José Ley Domínguez. El breve recorrido por el camino de la Región del Évora entre Guamúchil y la Atenas de Sinaloa, me permitió recapitular las ideas que compartiría  con los asistentes al evento, que dentro del marco de los festejos por el IV Aniversario de La Voz del Norte, eran convocados a leer un libro,  un resultado editorial producto del amor al arte, ¡claro¡ de manera rápida hablaría de Enrique González Martínez, poeta que se llenó de vida y llenó de poesía a la tierra donde nos encontraríamos con : “El aire de tu vuelo”.

En los primeros kilómetros de la carretera estatal, mi vista navegó- como lo ha hecho los últimos cinco años-  por espacios donde la naturaleza logra vencer el urbanismo. En mi pequeña travesía visual, recordé la presencia vigorosa de la poesía española en el México contemporáneo a través de poetas que desembarcaron en el país  con motivo de la caída de la República Española, continuando su arribo  al huir a la barbarie falangista: León Felipe, Gabriel Celaya, Rafael Alberti, Luis Cernuda  Luis Rius, Juan Rejano, tal y tal,  residieron por temporadas, otros se quedaron para siempre, -nuestro semanario se enorgullece de contar en sus páginas con el poeta andaluz, Juan Cervera Sanchiz-.

Por lo tanto el poemario de Martín Cepero tiene que ver con una expresión literaria que se ha manifestado- estoy seguro- desde 1521 en México: La poesía española.

Creí necesario tratar de ubicar los inicios de la poesía occidental y sus temas, en la obra de un genial ciego que nos contó con  música del lenguaje  el amor de un joven troyano Paris, con la mujer más hermosa del mundo helénico, Helena que como dijo el corrido” estaba casada”.

El amor desató la guerra donde intervinieron dioses, semidioses, humanos y el principal actor, la literatura; la poesía entonces tiene su esencia en un acto amoroso. Siempre que platico esta visión añado que el Génesis Bíblico dice en una de su traducciones:” En el principio fue el verbo y el verbo nombró todas las cosas”, conozco poetas que hacen, tejen, atrapan verbos. Cruzamos el arco de Bienvenida a Mocorito, a lado del bulevar habita el campus Universitario de la UAS, que siempre me ha parecido la más bella flor de las campos del Pueblo Señorial; en este último trayecto, me pareció ver en el horizonte una versión moderna de la Fuensanta de López Velarde, entonces pensé en el motivo de “El aire de tu vuelo”, Laura,  mujer de la Atenas de Sinaloa.

Las puertas abiertas del Centro Cultural esperaban hospitalarias  para una reunión en el viejo camino de la poesía. En el acto, creo que las opiniones vertidas por mis compañeros de presídium fueron esplendidas, la emoción no podía faltar y, brotó en la lectura de algunos poemas compilados en el libro por su autor que contagió a los asistentes que le respondieron solicitando los poemarios para que los firmara.  Al terminar el acto con la luna alumbrando regresé por el carretera a la capital del Municipio de Salvador Alvarado, terminaba otra jornada…

Estimados lectores la edición próxima, la 208, es de nuestro 4º aniversario.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 206
Siguiente entrada