Nacional

Valeriano Villanueva, defensor de Tonalá

Por domingo 4 de mayo de 2014 Un comentario

Por Sofia Mireles Gavito*

ANTECEDENTES

pag 8 SOFÍA MIRELES GAVITO1La revolución mexicana en sus primeras fases no tuvo gran impacto en Chiapas, pues en lo general había permanecido ajena a ella. En septiembre de 1914, el Primer Jefe Constitucionalista, el Gral. Venustiano Carranza, designó al Gral. Jesús Agustín Castro como gobernador de Chiapas.

El Gral. Castro recibió el Gobierno de manos de Don José Inés Cano el 13 de septiembre de 1914, y entró a Tuxtla Gutiérrez con 1,200 hombres. Los cargos públicos estatales y municipales pasaron a manos de militares constitucionalistas.

El Gobernador Agustín Castro diseñó un nuevo orden político; promulgó la Ley de Obreros( o Ley de Liberación de Mozos) para abolir la servidumbre por deudas, se declararon ilegales las tiendas de raya, se prohibió el agio, se establecieron salarios mínimos regionales.

Además, todas las deudas de los trabajadores fueron condonadas; igualmente prohibió el trabajo infantil, se fijaron los máximos en días a la semana, y horas por día, así como la obligación para los patrones de proporcionar habitación decente, medicinas y escuelas a los trabajadores.

Sin embargo, para los hacendados y rancheros de Chiapas la intromisión de los carrancistas, con un programa social bastante radical, representaba una amenaza al orden tradicional y a sus intereses. El 2 de diciembre de 1914, un grupo de 40 finqueros encabezados por Tiburcio Fernández Ruíz se levantaron en armas en la finca Verapaz, Rivera de Canquí, del Departamento de Chiapas, formulando un Acta que decía: “que lucharían hasta ver logrado la expulsión del ejército carrancista del territorio chiapaneco”.

El gobierno militar en Tuxtla Gutiérrez atribuyó la rebelión a la oposición de los hacendados hacia la ley de obreros.

Los insurrectos se consideraban a sí mismos villistas. La etiqueta de villistas la adaptaron porque entendían que también Villa luchaba contra Carranza, pero con el tiempo el nombre de los rebeldes cambió al de mapaches, porque muchas veces estaban tan hambrientos que se comían el maíz crudo de los campos tal como esos animales.

Más hay otra versión del nombre, y dice que el Coronel Sínar Corzo encontró unas uñas de mapache, se las puso de mancuernillas en la camisa y en los hombros. Por eso, el Gral. Agustín Castillo Corzo les puso los mapaches, y después dijeron mapaches a todos.

Los mapaches eran rancheros, capataces, vaqueros, ex-soldados y rurales. Su territorio eran las faldas de las montañas del sur de la Sierra Madre.

En torno a Villaflores, Villa Corzo y la Concordia. Utilizaban la guerra de guerrillas, emboscaban a los gobiernistas y acosaban a sus partidarios, se apoderaban de los trenes del ferrocarril panamericano.

ATAQUES MAPACHES  A TONALA

El municipio de Tonalá está ubicado en la parte norte de la costa chiapaneca; había sido un centro comercial y de comunicación importante a finales del siglo XIX, por ser la puerta de entrada de la mercancía internacional que traían a través de barcos ingleses, alemanes, norteamericanos, y que comerciaban telas, ropa, zapatos, muebles, madera, añil, etc. Además de la existencia de las Casas Comerciales Gout y Cueto que daban progreso a la ciudad.

La mercancía que llegaba a Puerto Arista, después era transportada a Tuxtla Gutiérrez y los Altos de Chiapas por medio de mulas que subían el Cerro de la Sepultura.

pag 8 SOFÍA MIRELES GAVITO2La necesidad de vías de comunicación que unieran a Chiapas con el centro del país hizo que Porfirio Díaz autorizara la construcción del Ferrocarril Panamericano con inversión norteamericana, y que uniría la costa de Chiapas con Ixtepec, Veracruz y México. Empezó la construcción en 1902 y se terminó el 1 de julio de 1908, llegando hasta el Suchiate, frontera con Guatemala.

Con el Ferrocarril Panamericano decae el tráfico marítimo de Puerto Arista; pues ya las mercancías se transportaban a Oaxaca, Veracruz y México por vía férrea.

Ante esta posición estratégica del municipio de Tonalá, los mapaches deciden atacarla, fueron varios los ataques recibidos, los más importantes se dieron a finales del año de 1916 y en el año de 1917.

Así tenemos que el 4 de diciembre de 1916, la plaza de Tonalá fue atacada y tomada por los cabecillas mapaches Wulfrano Aguilar y Eleazar Muñoz, debido a que el número de soldados que la defendía era insuficiente, pero a los dos o tres días fue recuperada por las fuerzas gobiernistas.(1)

Ya en el año de 1917 se dieron ataques al municipio vecino de Arriaga, asaltando la estación del ferrocarril de ese lugar el día 20 de febrero de 1917. Al día siguiente, tomaron la estación de Tres Picos, municipio de Tonalá.

La plaza de Tonalá se vuelve a atacar el 29 de abril de 1917 por Eleazar Muñoz y Agustín Castillo Corzo, pues la ciudad era protegida por un piquete de 20 hombres.

En septiembre de 1909, Ferrocarriles Nacionales de México compró las acciones del Ferrocarril Panamericano al embajador norteamericano David Thompson; y en julio de 1917 cedió la administración del Panamericano al gerente general del Ferrocarril Nacional de Tehuantepec, se sacaron de circulación varias máquinas que estaban en pésimas condiciones; igualmente repararon las vías que destruían los mapaches, de tal manera, que ya no se observaban interrupciones en el tráfico.

Según periódicos de la época, las poblaciones de Huixtla, Escuintla, Pijijiapan, Tonalá y Arriaga se fortalecen con guarniciones suficientes para impedir cualquier irrupción vandálica; además, todos los habitantes aptos se prestan a mantener la defensa de cada localidad, pues comprenden tras los bárbaros asaltos a las estaciones de Arriaga, Tres Picos y Tonalá, que todo hombre de bien debe defender a su localidad de los mapaches, cuyo único propósito era robar, asesinar, saquear, incendiar y atacar la honra de las familias indefensas.( Chiapas Nuevo.Periódico bisemanal.Tuxtla Gtz., del 6 de mayo de 1917).

El ataque más importante y donde surge como héroe defensor del pueblo de Tonalá, el Sr. Valeriano Villanueva Ruíz, fue el día 16 de septiembre de 1917. Los mapaches atacan la ciudad comandados por la Compa Meche, una guerrillera de la mapachada, pero fracasaron gracias a la pronta reacción de los voluntarios rancheros y personas de Tonalá, que venían dirigidos por Don Valeriano Villanueva, quién era el Presidente del Mancomún de Indios y Tule desde el año de 1912 y que resguardaban el ferrocarril.

pag 8 SOFÍA MIRELES GAVITO3Los voluntarios eran más de 100 personas armadas con rifles, machetes, palos y coas; entre ellos estaban los señores: Salvador Jimeno Gómez, Francisco Higuera Carrillo, Efraín Toledo Vargas, Emilio Pineda, Santana Ruíz, Urbano Martínez y el teniente Manuel Orduña, quién hirió con su carabina máuser a Don Agustín Castillo Corzo, volándole los cinco dedos.(3)

CONCLUSIÓN

Don Valeriano Villanueva Ruíz había nacido en la ranchería El Congreso, Mpio. De Tonalá el 14 de febrero de 1850. Fue un gran dirigente, y por la autoridad de ser el Presidente del Mancomún de Indios logró convocar a más de 100 rancheros para defender la estación del ferrocarril y la población de la ciudad.

El se había puesto de acuerdo con el teniente Manuel Orduña , quién era el jefe de la plaza, para unir fuerzas, convocar personas y pedir armamento a través de una comisión a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Muere en Tonalá el 6 de agosto de 1966 a la edad de 116 años. Don Valeriano Villanueva, héroe ignorado por la historia.

NOTAS
(1) López Gutiérrez, Gustavo. Chiapas y sus epopeyas…Tomo III. Pág: 158.
(2) Ob. Cit. Tomo III. Pág: 162.
(3) García León, Antonio. Resistencia y Utopía. Tomo II. Pág: 87.

BIBLIOGRAFÍA
García de León, Antonio. Resistencia y Utopía.Tomo II.Edit.ERA. México,1989. Pp:41-100.
López Gutiérrez, Gustavo. Chiapas y sus epopeyas Libertarias. Tomo III. Edit. Tuxtla Gtz., 1942. Pp: 424.

*Cronista de Tonalá, Chiapas

Related Post

Un Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.