Estatal

La familia en riesgo: Día mundial de la familia y el respeto a derechos humanos

Por domingo 13 de abril de 2014 Sin Comentarios

La familia es la institución pilar de la sociedad moderna es la base del respeto social su desaparición afecta el orden social  y al Estado mismo como lo conocemos actualmente

Por José Manuel Cebreros Delgado*

Es importante decir  que pese a la complejidad y diversificación de las formas y relaciones familiares y a pesar de los numerosos cambios que han tenido y tienen lugar en el grupo familiar, la familia todavía constituye la principal red de relaciones y fuente de apoyo aun en los problemas más adversos, esta  continúa siendo para la mayoría de las personas uno de los aspectos más valorados de la vida.

En base a la doctrina se puede señalar que la familia es un conjunto de individuos emparentados ligados entre sí ya sea por la alianza, el matrimonio, sea por  la filiación, más excepcionalmente por la adopción (parentesco) y que viven bajo un mismo techo (cohabitación).

Hay que señalar que  existen distintos tipos de familia  vamos a tomar como referencia la familia monogámica actual que se fundamenta en el predominio del hombre y su fin expreso es el de procrear hijos cuya paternidad sea indiscutible; esta paternidad indiscutible se exige porque los hijos, en calidad de herederos directos, han de poseer algún día los bienes de sus padres.

La familia monogámica actual se diferencia del matrimonio sindiásmico por una solidez mucho mayor de los lazos conyugales lazos que se están rompiendo, ya que hoy en día pueden ser disueltos por deseo de una de las partes. Ahora, como regla, cualquiera ya sea el hombre o la mujer  puede romper esos lazos y repudiar a su cónyuge.  En tiempos antiguos al hombre se le otorga el derecho de infidelidad conyugal —legitimado al menos por la costumbre- el Código de Napoleón se lo concede expresamente, mientras no lleve a la concubina al domicilio conyugal derecho que se ejerce cada vez más ampliamente a medida que progresa la evolución social ya que la relación de concubinato también genera derechos y obligaciones en la época actual aunque no es bien visto socialmente pero es de una manera aceptado.

Esta familia nuclear es, en la mayoría de las sociedades modernas, una experiencia que ha dejado de ser mayoritaria hoy es común ver relaciones de  parejas que viven juntas sin estar casadas, así como también a las familias monoparentales en donde sus parejas casadas  viven separadas.

Reconocemos que la familia juega un rol determinante en el mantenimiento del orden social, en la reproducción, no sólo biológica, sino social, es decir, en la reproducción de la estructura social y de las relaciones sociales.

La familia es uno de los lugares por excelencia en donde se puede  acumular el capital bajo sus diferentes modalides y este se ha de transmitir entre los descendientes: esta salvaguarda su unidad por y para la transmisión, a fin de poder transmitir, y porque ella es en tanto que transmite. La familia es el «sujeto» principal de las estrategias de reproducción. Esto se ve, por ejemplo, en la transmisión del apellido que puede significar un estatus social.

Señalamos que la familia que conocemos y que se nos ha impuesto por costumbre corre el riesgo de desaparecer a partir del aumento de las tasas de cohabitación fuera del matrimonio , un amplio porcentaje de divorcios y las nuevas formas de lazos familiares que se inventan ante nuestra vista.

En consecuencia, el Estado deberá prevenir, y fomentar su permeancia ya que esta es la base de la sociedad actual y del Estado mismo.

*Maestro en Estudios Parlamentarios, Académico de la Universidad
Autónoma de Sinaloa, Presidente de la ALDEUAS y Consejero de la CEDHS

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.