Estatal

Pesadilla

Por domingo 26 de enero de 2014 Sin Comentarios

Por Nicolás Avilés González*

Una noche de tantas, entre sueños me encontré con Dios, para no dejar pasar tan extraordinaria ocasión le pregunté – ¿A sabiendas del daño que le han causado a la humanidad las religiones para qué las construyó?- Se puso serio y me dijo – Ese no es asunto divino – y luego agregó- A ustedes les corresponde solucionarlo allá abajo-

Me invadió el desencanto e inmediatamente recordé la tragedia de los últimos veinte siglos, se me erizó la piel por el porvenir. Afortunadamente me despertaron de aquella pesadilla los maullidos de unos gatos que peleaban en la azotea de mi casa y, de nuevo murmuré – Padre nuestro por qué estás en los cielos…

*Docente. Facultad de Medicina / UAS.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.