Nacional

¿Qué es un padre?

Por domingo 27 de octubre de 2013 Sin Comentarios

Por Carlos Varela Nájera*

Además de que el padre es aquel que instala la heterosexualidad, porque el en sus inicios tuvo que embarazar a una mujer para que de ahí surgieran los hijos, el padre como función simbólica instala la ley, la prohibición, los limites, eso que permita a los hijos humanizarse, habría que ver como el padre gay pone límites, si él apostata contra la castración, no la acepta.

Hay autores como Leo Bersani que plantean una búsqueda de lo igual, aun en la adopción, pasar de la rebeldía a lo igual, sería su manifiesto queer, ( raro, extraño, peculiar, puto, serian varias connotaciones de este término). Bersani en su texto Homos, realiza una búsqueda de lo igual pero para desafiarlo sería este autor por así decirlo un anarquista homosexualizado.

Ahora bien cuando se trata del cuidado del niño por parte de la pareja gay, entramos primero a una dimensión política, tal como Gustavo Dessal nombra como estudios “políticamente correctos”, que dictaminan desde esa democracia libidinal si pudiera existir esto, que los hijos cuidados por gays no les “pasa nada”, el problema radical, menciona Dessal, es que el padre es pulverizado, y se incorpora un nuevo ordenador lógico que pone al padre en aprietos y que llamamos goce. Con esto quiero decir entonces, intentando ir más allá del padre como significante fundamental, que sería el goce quien regule las formas de instalar lazos eróticos entre las parejas, dejando de lado los sexos y a los propios padres, la cuestión es, estamos preparados para esta asunción del goce donde el nombre del padre ha muerto y es el goce quien regule las formas de asociación sexuada sin hombre ni mujer, creando lo asexual como forma de asunción del goce en la elección de las parejas.

Aun observamos en el feminismo no una posición biológica por mencionar esa concepción reduccionista, sino que el feminismo asume una posición política, militante diría yo, y que se despliega con consignas, donde el aborto era una presea buscada para romper con el sometimiento maternal que según ellas limita la experiencia de la mujer a ser sólo una fábrica de hijos, el feminismo espontáneo despliega más que una ideología de la supresión de la concepción, una posición políticamente correcta, donde la maternidad y paternidad dejan de jugar un rol central en el sujeto y se coloca más en una posición contestataria frente a la ideología religiosa y aburguesada que predican los próvida.

La importancia del feminismo es que va más allá del prejuicio de criar niños, ellas aspiran en todo caso a la libertad, a no estar atadas para usufructuar el máximo goce, sin quedar constreñidas a ser vientres que se enlazan en el matrimonio para la concepción, y si, hacen una crítica a las relaciones heterosexuales que en el nombre de esa posición esclavizan, de ahí que también critiquen a los matrimonios gay que quieren jugar ficticiamente a poner un vientre embarazado que no lo tienen y frente a esto aparece una risotada que hace aparecer los límites del gay con respecto al goce, al cual se ofreció entregar en cuerpo y alma y juega al vientre virtual de un embarazo ficticio que lo histeriza como a las demás histéricas, gay histerizado por su exigencia de ser una madre.

El nombre del padre además de que instala la ley permite la creación, la instrumentación de domesticar al cachorro humano, ser padre es atenerse al nombre del padre como constitutivo de creación de hijos, tomando en cuenta que el hijo es en la medida en que hace acuso de recibo de un padre, que alguna vez de manera forzada lo asume la madre cuando el padre es pulverizado adviene lo peor y es el goce quien dirige hacia la infatuación al hijo, el desplante que coloca a la civilización en las postrimerías de Sodoma y Gomorra o agarre por donde usted quiera.

“Esclareceré con una palabra la relación del derecho y del goce. El usufructo reúne en una palabra. la diferencia que hay entre lo útil y el goce. el usufructo quiere decir que se puede gozar de sus medios, pero que no hay que despilfarrarlos. Cuando se tiene el usufructo de una herencia, se puede gozar de ella a condición de no usarla demasiado. Allí reside la esencia del derecho: repartir, retribuir, lo que toca al goce” Lacan Jacques.

*Licenciado en Psicología por la UAS, Psicoanalista,
Doctor en Educación, Profesor e Investigador.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.