Estatal

Treinta y dos años de la publicación del Decreto que dio vida a los COBAES

Por domingo 1 de septiembre de 2013 Sin Comentarios

Por Salvador Antonio Echeagaray Picos*

COBAES1

Quienes se opusieron, detractores en el ayer, que tomaron las calles gritando consignas que combatían la creación, instalación y funcionamiento de los COBAES durante la administración gubernamental de don Antonio Toledo Corro, afirmaban que el capricho del gobernador duraría sólo los seis años de su mandato.

El próximo nueve de septiembre del presente año cumple 32 años la transcendental decisión del ejecutivo del Gobierno del Estado de Sinaloa de sumarse al esfuerzo educacional que en esa época se realizaba a través de las escuelas preparatorias de la UAS. Teniendo como finalidad esencial cada uno de colegios de bachilleres del Estado de Sinaloa distribuidos en los 16 municipios, contribuir a la demanda de los jóvenes sinaloenses para obtener un bachillerato de excelencia; el autor considera que en este 32 aniversario pareciera necesario preguntarse: ¿será que en el transcurso de los 32 año, a partir de la publicación del Decreto mencionado, se pude ubicar a los protagonistas en un lugar dentro de la historia sinaloense contemporánea que es reflejo de luces y sombras?

En el año de 1981 durante la administración gubernamental de Antonio Toledo Corro, a quien se le conoce como “El Tigre de Escuinapa”, se impulsó la creación e instalación de los COBAES como ya se dijo, y se sembró de escuelas de Educación Media y de CONALEP, la geografía estatal; además de satisfacer la demanda de la juventud sinaloense para tener mejores opciones de educación superior, instituyendo las bases para la incorporación de la Universidad de Occidente –UDO- al sistema educativo estatal, rescatando su antecedente El Centro de Estudios Superiores de Occidente, institución que funcionaba con penurias financieras. Al otorgársele a la UDO el carácter de universidad pública, se le permitió acceso al financiamiento por parte del gobierno, quien en su oportunidad la dotó de 20 hectáreas en la ciudad de Los Mochis, propiedad destinada para la construcción de las instalaciones, acondicionamiento e integración del campus universitario, la institución recogió óptimos resultados del proceso que en materia educativa legó don Antonio Toledo a los sinaloenses.

COBAES2Según información proporcionada al que esto escribe, por ex colaboradores del gobierno de aquella época, en las primeras etapas de la administración gubernamental se oficializaron 46 COBAES alcanzando 64 planteles al concluir el período de gobierno. La acción y los programas educativos que se aplicaron en el inicio del régimen toledista, logró una matrícula de más de 3,000 alumnos, culminando el sexenio con un total de 26,000; es necesario destacar que la gestión directa de don Antonio ante el Presidente de la República José López Portillo, logró que la Federación incluyera al Estado en el incremento de la inversión referente a la construcción de espacios educativos representados por los CONALEP de Sinaloa. Toledo Corro dejó como legado la instalación de 13 planteles CONALEP que se distribuyeron estratégicamente en los lugares que representaban con la mayor captación de educandos. Respecto a estos logros en la educación media, debo señalar que sólo se contaba con 4 planteles y, que gracias a la decisión del gobernante se convirtieron al final del régimen en más de 100 secundarias oficializadas.

Condiciones políticas y sociales de la época

A juicio del que escribe, los 80’s generaron en el entorno de la acción de gobierno y la aplicación de políticas que tenían que ver con la UAS, un ambiente hostil propiciado por el activismo político y militantes de un grupo de aguerridos y voluntariosos líderes y estudiantes que practicaban acciones muy específicas que se inscribían en un contexto que se generó en contra del sistema político nacional, con el sueño de cambiar las estructuras políticas, situación que enfrentó en Sinaloa, Toledo Corro, quien logró con la aplicación de políticas educativas –según mi punto de vista- sustraer a la masa estudiantil del control que pretendía lograr (lo que llamo) la izquierda mexicana; que no sólo tenía cada vez más presencia en algunas universidades, sino que -a mi parecer- ejercía el control de organizaciones estudiantiles y ocupaba puestos importantes den las administraciones universitarias. Estos grupos estudiantiles en Sinaloa, iniciaron una lucha en contra del proyecto del gobernador, que resolvió hacer viable condiciones que hicieran posible el acceso de los jóvenes a bachillerato y ¡claro! atender a miles de estudiantes que vivían y actuaban en un ámbito distintoconceptualmente diferente- a las prácticas ideológicas de los líderes que eran manifiestamente opositores al gobierno de don Antonio (que creo) tenían como propósito ejercer el control de la masa estudiantil dentro de la UAS y posteriormente para sus fines imponer rumbo a los estudiantes de las escuelas superiores.

El próximo 9 de septiembre se cumplirán más de 30 años de haberse creado el COBAES, durante su trayecto han egresado de sus planteles 30 generaciones que han aprovechado esta opción para cursar sus estudios de preparatoria con excelencia académica; en sus planteles se ha impartido alta calidad educativa, permeando a otras instituciones para lograr óptimos resultados académicos. Así tenemos, que a su enseñanza preparatoria de 2 años, se le incrementó el número de materias que integran el curriculum, permitiendo al educando más conocimientos y mayor madurez en su tránsito por el bachillerato. Como señalé en líneas anteriores, se abrieron planteles en cada uno de los 18 municipios de la entidad, ampliando la cobertura educativa en beneficio de origen rural abriéndole perspectivas de superación. Por eso estoy seguro que, la creación del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa ha constituido una de las medidas de mayor relevancia en la historia educativa del Estado, logro que se puede constatar por los beneficios y los resultados de eficiencia al cumplir sus fines educativos, considero necesario reafirmar que en la creación de los COBAES influyó de forma determinante la solicitud de los padres de familia que deseaban ver a sus hijos (as) cumpliendo con mejores condiciones para enfrentar el futuro a nivel profesional con una formación óptima en el bachillerato. Mi reconocimiento a Don Antonio Toledo Corro por su decisión al crear hace más de tres décadas los COBAES.

*Notario público y autor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DOS POEMAS
Siguiente entrada