Nacional

Relatos para noches sin dueño

Por domingo 30 de junio de 2013 Sin Comentarios

Por Juan Diego González*

Relatos1Hace unas semanas estuvo por acá Pepe Vargas, poeta y presidente de la Casa del Poeta Peruano (Cadelpo). Entre otras cosas, tuvo la gran deferencia de traer dos libros hechos por Marabelina, sello editorial de la propia Cadelpo. Una antología de 80 mujeres -40 poetas mexicanas y 40 peruanas- “De huaynos y mariachis” y el mío: “Relatos para noches sin dueño/ sobre hadas, sirenas y luchadores”. Todavía me pregunto cómo haré la reseña. Veamos.

Desde aquí, de Cajeme, mando un tremendo abrazo y agradecimiento a Pepe por su amistad y por darme la oportunidad de publicar este libro allá en Perú. Empecemos pues, por el título. De unos tres años a la fecha me ha dado por los títulos largos. El año pasado, durante el proceso de captura y edición, se propuso recortarlo. Como autor, ofrecí mis argumentos y entramos en debate cibernético. Al final, acepté los consejos de Pepe. Cuál fue mi sorpresa cuando lo tuve en mis manos y se quedó el título original.

La edición está muy bien armada, con una portada atractiva, acabado en vinil, solapas, tamaño media carta, ligero y resistente. El prólogo fue hecho por Pepe Vargas y tiene el número 153 de la colección de Cadelpo. La obra tiene tres partes: Relatos, las luchas y crónicas periodísticas.

La primera parte es una serie de cuentos y relatos escritos en diversas etapas de mi vida y lugares en los que trabajé como los dos Nogales y Hermosillo. Tienen en común que combinan la fantasía (Hongos y calabazas), la ciencia ficción (The body at river) y el suspenso (El cine y Pinacate). Me gustaría mencionar que el cuento “Hongos y calabazas” es una dedicación especial a mis amigos de Nogales que de alguna manera sobreviven los problemas anexos a toda frontera. La historia contada es sobre las hadas que habitan en los hongos y los troncos de los árboles.

En la segunda parte se aborda el tema de las luchas. El origen viene desde mi niñez, de las películas del Santo, Blue Demon, la Tonina Jackson, el Huracán Ramírez, el Rayo de Jalisco. Tantos personajes memorables y parte del colectivo mexicano. Vienen por ejemplo “Coliseo” que recupera a Santo, el enmascarado de Plata como un moderno gladiador. También destaca en esta sección un cuento largo del mismo personaje plateado: “Santo vs. el misterioso asesino de bailarinas exóticas”, publicado originalmente por entregas en un periódico regional. En este escrito se describe a detalle el perfil del Santo como investigador en un típico trama de novela detectivesca, con la profundidad de un luchador más humano, que resiente los golpes del ring y de los años. El héroe debe encontrar a un asesino de bailarinas nudistas, mientras es apoyado por un doctor y un policía de Nogales. ¿Encontrará el Santo al asesino? ¿Detendrá la ola de crímenes en la ciudad de Nogales? Bueno, hay que leer el libro…

Relatos2La tercera parte son diversas crónicas publicadas en los periódicos La Voz del Norte y en el Vicam Switch. De hecho, el texto “Orgullo guerrero” apareció en la portada del número 33 (enero del 2011) de La Voz, pero con el nombre de “Orgullo sonorense”. Como la edición del libro fue en Perú, se le agregó un glosario sobre algunos términos de la cultura yaqui. Ahora que lo menciono, cada cuento o relato tiene un glosario de palabras para ilustrar mejor al lector peruano sobre parte de la cultura del noroeste de México.

Otro texto que también fue publicado en La Voz es “Mi abuela vio a la llorona”, en el número 88 (enero del 2012). Esta crónica es una recuperación de la tradición oral, tan fuerte en México, al mismo tiempo que una recreación del popular relato de horror surgido desde la Colonia en la naciente Ciudad de México.

De esta manera, el libro es un vistazo a los géneros manejados por el autor y puestos a disposición del lector en un libro de lectura ágil, a la vez que profundiza en el imaginario popular del mexicano contemporáneo, con una dosis de ironía.

*Escritor y docente sonorense.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.