Editorial

Editorial: Nº 158

Por domingo 2 de junio de 2013 Sin Comentarios

“Idea y praxis”

EditorialEl fallecimiento de Arnoldo Martínez Verdugo y, de José María Pérez Gay, representa una sensible pérdida para el pensamiento liberal contemporáneo mexicano. Con pocos días de diferencia dos mexicanos ilustres abandonaron este mundo. Nos dejan un ejemplo cristalino de seres humanos que lograron amalgamar la idea y la praxis en circunstancias diferentes pero con un punto que los une, su responsabilidad social y cultural. Descansen en Paz los que mueren con la dignidad cumplida. Y continuando con asuntos de la parca, en Guamúchil, Sinaloa, se llevó el domingo 26 de mayo al Ingeniero Ernesto Ortiz López. Conocí a “Neto” como cariñosamente lo llamaban conocidos y lugareños, en la mesa dominical que en conocido hotel de la capital del municipio de Salvador Alvarado, preside el ingeniero Carlos Antonio Sosa V.; compartí con el egresado del Instituto Politécnico Nacional, charlas, café y cigarros; escuche con atención sus comentarios ácidos y sus observaciones amistosas; Ortiz López fue un lector de este semanario; directivos, colaboradores e impulsores de La Voz del Norte, nos sumamos al duelo. QEPD: Arnoldo, José María y “Neto”.

El tercer aniversario

El sábado 25, mientras comenzaba a circular el número 157, de este periódico, originario de la Atenas de Sinaloa- que usted tiene en sus manos-, al caer la tarde nos reunimos en el Centro Cultural José Ley Domínguez para compartir una charla/recital musical, titulada” El bolero, la canción del corazón” la concurrencia fue nutrida y receptiva, fue un inicio agradable y cantable de la fiesta de cumpleaños. A las 20 horas y minutos, en el Hemiciclo Rafael Buelna, vecino del Centro Cultural, el trío Los Panchos ofreció una “Serenata a Mocorito”, antes de iniciar la inolvidable cantada con uno de los grupos artísticos mexicanos de prosapia, los presidentes de los cronistas nacionales y estatales le entregaron al principal impulsor de La Voz del Norte, ingeniero Carlos Antonia Sosa Valencia, preseas y diplomas, como reconocimiento a la tarea cultural del informativo cumpleañero. La serenata fue un éxito, como diría cualquier sección de espectáculos de los diarios: Los Panchos triunfaron y La Voz del Norte celebró como todas las fiestas, con música.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 157
Siguiente entrada