DestacadosNacional

El Enigmático “Bernal Diaz del Castillo”

Por domingo 19 de mayo de 2013 2 Comentarios

Por Sofia Mireles Gavito*

Bernal-Diaz-del-Castillo01Nació en Medina del Campo, en Castilla la Vieja entre Octubre de 1495 y Marzo de 1496. Hijo del Regidor Francisco Díaz del Castillo y de María Diez Rejón. Se traslada a América en 1514, al enrolarse en las tropas del conquistador Pedrarias Dávila. En 1517 participó en la expedición a Yucatán dirigida por Francisco Hernández de Córdova, al año siguiente en otra dirigida por Juan de Grijalva y finalmente en la de Hernán Cortés en 1519.

Al concluir la conquista de Tenochtitlán, fue a la pacificación de Coatzacoalcos con Gonzalo de Sandoval, para luego participar con el capitán Luis Marín en la conquista de los Chiapa en 1524, y posteriormente acompañó a Hernán Cortés, como capitán en el ejército que realizó el célebre viaje hasta Honduras, el cual se inició a fines de 1524 y concluyó en México a principios de 1527. Poco después, regresa a Coatzacoalcos, que será durante casi dos decenios, el lugar de sus querencias, pues allí vivió con doña Francisca, indígena que le dio Moctezuma, y con la que tuvo dos hijos: Teresa Díaz de Padilla y Diego Díaz del Castillo. A la primera le dejó los indígenas de la encomienda de la región de Coatzacoalcos. El segundo, nació en Guatemala, antes de contraer matrimonio con Teresa Becerra.

Durante su estadía en aquel puerto obtuvo encomiendas al por mayor por parte de Cortés y de los enemigos de éste. Pero después de diversas vicisitudes y tropiezos decide viajar a España en octubre o noviembre de 1539, Bernal se presentó en el Consejo de Indias donde obtuvo dos cédulas Reales: la dirigida a Pedro de Alvarado disponía que se le diera encomienda de indios en la región de Guatemala, y la dirigida al Virrey Antonio De Mendoza, que se le proveyese de algún corregimiento. Bernal vuelve de España y llega a la ciudad de Santiago de Guatemala dos días después de su destrucción el 11 de septiembre de 1541, de manera que debió estar presente en muchas de las deliberaciones para definir el sitio donde sería trasladada la ciudad y fue en septiembre de 1543, en el Valle de Panchoy, el nuevo trazo de la ciudad, lugar donde Bernal Díaz se había avecindado en 1542.

El 15 de mayo de 1544 firma el recibo de dote su esposa Teresa Becerra, viuda de Juan Durán, e hija del conquistador Bartolomé Becerra con una indígena. Teresa tuvo una hija con Juan Durán: Isabel. Bernal procreó con ella 9 hijos: Francisco, Inés, Pedro, Juan, Clara, Bartolomé, María, Mateo y Jerónimo Díaz del Castillo y Becerra. La vida matrimonial de Bernal Díaz duró desde mediados de 1544 hasta su muerte el viernes 3 de febrero de 1584 (casi 40 años). Muriendo casi ciego a la edad de 88 años.

Bernal-Diaz-del-Castillo02Bernal Díaz fue encomendero y agricultor; más además tuvo varios cargos públicos como:

Regidor de la ciudad de Guatemala desde el año de 1552 hasta su muerte; Fiel Ejecutor y Alférez Real( 1557-1560); Corregidor de Quetzaltenango, Guatemala, y de Zacatecoluca, en la actual República de El Salvador (1567).

Mientras vivió en Guatemala, hizo dos viajes a España, el primer viaje fue el 1º de diciembre de 1550, y el segundo lo realizó hacia 1566 y regresa hasta 1568. En este último viaje le tocó prestar testimonio ante el consejo de Indias en la polémica entre Juan Ginés de Sepúlveda y Fray Bartolomé de las Casas acerca de la perpetuidad de los repartimientos, lo que quedó sin resolverse hasta que estuviera el rey Carlos V.

De las diversas encomiendas que le fueron otorgadas a Bernal Díaz, según probanza de 1539 hecha en México figuran dos cédulas de encomienda, una que habría sido redactada por Cortés en 1522, y otra por el Gobernador de esa época, Estrada en 1528. Según esos documentos, Cortés le habría dado en encomienda los pueblos de Tlapa y Potonchan, mientras que Estrada le habría añadido los pueblos de Gualpitan y Micapa. Y en la probanza de su hijo mayor: Francisco Díaz del Castillo en 1579, hallamos una reivindicación sobre las tierras de Chamula, en Chiapas otorgadas a Díaz del Castillo en 1527 por Marcos Aguilar. Encomiendas que luego le confiscaron. Ya estando en Guatemala, le otorgan dos encomiendas: Sacatepéquez, en el Departamento de Escuintla, y San Pedro en el actual Departamento de Guatemala.

Bernal Díaz del Castillo comenzó a escribir una crónica de la Conquista de México en los últimos años de su vida, que tituló Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España; la terminó el 26 de febrero de 1568. Al poco tiempo, mandó una copia del manuscrito al Rey Felipe II el 25 de marzo de 1575. Y sale publicada hasta 1632. Según dice Bernal Díaz, el motivo que impulso a componer esta obra fueron las inexactitudes y parcialidades que advirtió en la Historia General de las Indias y Conquista de México, publicada en 1552 por Francisco López de Gómara, que enaltecía la figura de Cortés y dejaba en el olvido a los soldados que hicieron posible la empresa.

Bernal muere en la ciudad de Guatemala el 3 de febrero de 1584 entre las 9 y las 10 de la noche; lo entierran en el altar mayor de la Catedral de Guatemala, al lado de la familia de Pedro de Alvarado y el primer Obispo de Guatemala, Francisco Marroquín. Desgraciadamente, después de los terremotos de Santa Martha acaecidos en julio de 1773, se desconoce en donde se encuentran los restos de Bernal Díaz del Castillo y de los otros personajes que estaban en la Catedral. Sólo se conserva el texto de su epitafio redactado por Juan Diez de la Calle, pariente de Bernal, que dice así:

Bernal-Diaz-del-Castillo03“Aquí están en depósito, descansando en paz, hasta el postrer día del mundo, las cenizas del que igualó su fama con la pluma;… Bernal Díaz del Castillo, que se halló en ciento diecinueve batallas, en la conquista de Nueva España, Yucatán, Guatemala y sus provincias… fue de los regidores de la muy Noble y Leal Ciudad de los Caballeros de Santiago de Guatemala,…”

También no se ha conocido hasta el presente ninguna efigie de Bernal Díaz, si bien en el siglo pasado se comenzó a utilizar una representación que se dijo era del soldado cronista, pero que Luis González Obregón demostró en su libro “Cronistas e historiadores”, publicado en 1936 que se trata de la efigie de Guillermo de Launoy,… y que por equivocación fue adjudicada como efigie del cronista por José Toribio Medina, quién se la entregó a Genaro García, …(Luján Muñoz, 1992: 206-207).

En 1968 se inauguró un monumento a su memoria en la ciudad de Guatemala, y es un busto elaborado por el escultor Guatemalteco Rodolfo Galeotti Torres(1912-1988 ), adjuntamos foto de este monumento.

* Cronista de Tonalá, Chiapas.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tercer Tercio
Siguiente entrada