Editorial

Editorial: Nº 145

Por domingo 3 de marzo de 2013 Sin Comentarios

Un adiós muy merecido en Bellas Artes

María Teresa Sánchez González, fue despedida merecidamente en el vestíbulo de Palacio de Bellas Artes, el martes 26 de febrero. El adiós a la señora Carmen Montejo, actriz de nacimiento cubano y nacionalizada mexicana fue uno de los momentos emotivos de la vida teatral y cinematográfica nacional. Su fallecimiento el lunes 25 deja un hueco enorme en 7º arte y los foros teatrales, ya que fue un ser que iluminó los lugares donde su trabajo nos impregnó de arte y esencia. En su última visita al sitio donde debutó en 1946 con “La casa de Bernarda Alba”, el público asistente como sincero homenaje le tributó un sonoro aplauso donde dejó plasmado su admiración y respeto que la Montejo supo ganarse por su manera de ser y su profesionalismo actoral.

En su despedida la directora del INBA, María Cristina García Cepeda externó: “Estamos aquí para honrar a Carmen Montejo, quien logró expresar las emociones del ser humano, confió en actores jóvenes y entendió la esencia del teatro, además de ser una de las pocas actrices que constantemente visitaron los foros teatrales del INBA, para aconsejar, estimular, apoyar a los que comienzan y a los que continúan el camino que seres como Carmen han llevado a la máxima exigencia y rigor artístico”. La funcionaria agregó: “Hay que recordar que en 1999 el instituto le otorgó la medalla Bellas Artes, hoy le daremos un aplauso más, pero no será el último”.

Las ovaciones y las muestras de cariño espontaneas y dolidas por la actriz que emprendió el viaje sin retorno, se multiplicaron en los rostros dolientes que bajó la música ejecutada por el Cuarteto de Cuerdas de la Orquesta Sinfónica Nacional le dio un adiós muy merecido en Bellas Artes a quien en medio de arreglos florales y coronas se despidió del público constituido por familiares, compañeros y anónimos que lamentaron la perdida de una leyenda: Carmen Montejo. QEPD

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 144
Siguiente entrada