Nacional

¿La(s) Revolución(es) Científica(s)?

Por domingo 30 de diciembre de 2012 6 Comentarios

Por Fidencio López Beltrán*

Revolucion-Cientifica¿Qué es Revolución y si es Revolución Científica o son Revoluciones Científicas? Revolución le llamamos a todo aquello que implica cambios o transformaciones radicales y/o gigantescas que traen innovaciones y progresos efectivos, sean en la ciencia, en la política, en la sociedad o en la cultura.

Cuando hablamos de revolución científica, nos referimos a los grandes cambios generales de la ciencia como el que sucedió en el siglo XVI (y comienzos del XVII) con el advenimiento de lo que se reconoce como ciencia moderna y en particular, la ruptura sufrida con una nueva concepción del mundo que renunciaba a la divinidad y asumía a la ciencia como un nuevo camino que conduce a la verdad y al progreso.

Las revoluciones científicas -en plural- son aquellos momentos o episodios sucesivos de la ciencia que se presentan periódicamente y nos hablan del desarrollo de las disciplinas científicas, que en palabras de Khun (1976) se trata de explicar el cambio cíclico de un paradigma por otro a lo largo del tiempo en las ciencias, lo que ha ocurrido en distintas épocas y con efectos diversos.

En nuestro contexto, hablar de Revolución Científica (en singular) o en plural, podemos asumirlo de manera convergente, aún cuando ambas, filosófica y epistemológicamente encierran contradicciones trascendentes, propias de cada disciplina o enfoque de las comunidades que abordan el tema. Sus estudiosos: filósofos, físicos, antropólogos, psicólogos y sociólogos a lo largo de la historia de la ciencia, lo han abordado con el claro interés de contribuir al desarrollo al enriquecimiento científico y social; lo hacen para establecer una visión del mundo distinta a aquella que alimenta a lo humano de la divinidad misma, inspirada en la suerte de un soplo divino o un simple milagro metafísico que suele ayudar más a la enajenación y manipulación que a la toma de conciencia de la cultura y del tiempo que vivimos.

Para el caso de la psicología, por ejemplo, una de las rupturas más importantes es la que provocó S. Freud con su propuesta de estudiar el inconsciente, en lugar de plantearse, como sucedía en la naciente disciplina científica a finales del s. XIX, que su objeto era estudiar los estados conscientes y la conducta observable del sujeto. Ciertamente eso es una propuesta revolucionaria, en tanto que representa un nuevo paradigma dentro de la psicología, desde los postulados de Khun, cuyo eje central ha sido la comprensión de los paradigmas científicos, comprendiendo su estructura, procesos y por consecuencia las revoluciones científicas, para demarcar como un paradigma es sustituido por otro. Esto ya ha sido popularizado en las comunidades académicas, pero su estudio ha sido insuficiente, al menos para la misma Psicología, pues el siglo XXI presenta nuevos problemas sociales y mentales, eso demanda nuevas respuestas y por tanto nuevos paradigmas y metodologías científicas que abonen a su comprensión y solución.

Ante ello, nos preguntamos hasta dónde o cuándo podemos afirmar que la ciencia cambia a la sociedad o cuándo la sociedad y nuestra cultura ayuda a lograr las revoluciones científicas? ¿Sucede lo mismo en la Física que en la Biología, en la Medicina, como una de sus ramas más demandadas socialmente, o en la Psicología, cuya emergencia y aceptación social avanza aun sosteniéndose en enfoques y polémica incesante y carente de un paradigma científico integrador?

Las revoluciones científicas es algo que a estas alturas ya nadie debe soslayar, pues siempre están ligadas a los problemas de la sociedad y a los problemas del mismo desarrollo humano y cultural. Si visualizamos a la ciencia, como le sucede a la educación y a la cultura, como hechos sociales y significaciones humanas que están contextualizadas por la dinámica de su tiempo y espacio, siempre determinadas históricamente, reconoceremos que las revoluciones sociales, políticas y culturales, debieran de ser una buena opción para la mejora social, sin embargo, casi siempre se les ve con mucho temor, pues el sentido común conlleva a la creencia que con sus logros el poder dominante se pulveriza o desaparece. Aunque ahora, sea el mismo poder, el dominante, el principal promotor de algunas revoluciones, al menos las tipificadas como reformas educativas y económicas, pues el incremento de la seguridad social, de la productividad, y una mayor calidad en los servicios de educación y de salud, solo lo lograrán mediante cambios vertiginosos con efectividad innovadora y esos cambios son revoluciones que las requiere el país.

Ahora bien, si la ciencia es producto cultural y social, qué tanto cambia ésta a la sociedad y qué tanto la sociedad contribuye a los cambios científicos? Su explicación es compleja pero no imposible, pues ambas se determinan y se necesitan para su desarrollo. De ello, inferimos que si es factible hablar de revoluciones científicas, sin embargo, surgen nuevas dudas que bien valen la pena recuperarlas como parte de una agenda científica que debe acordarse en los círculos académicos y en los grupos sociales interesados.

Sin duda, urge en nuestro medio preguntarnos cuándo estableceremos los programas y estrategias que permitan el perfil de lo que para nosotros serían las revoluciones culturales y/o revoluciones político-sociales que demanda Sinaloa, México y América Latina: ¿qué papel juegan las instituciones educativas y culturales en su promoción y/o en su generación?

Dejémosle a las revoluciones científicas el desafío de atender algo de los problemas históricos, culturales y económicos que están íntimamente ligados a la sociedad actual: pareciera ser que la razón y el progreso, son un binomio aun inalcanzables debido a la ignorancia y pobreza extrema que padecen 50 millones de mexicanos, ante lo cual, la producción científica e intelectual que hoy tenemos, no puede negar que el analfabetismo (recrudecido en plena era digital) y la cultura ágrafa que prevalece, son parte de los retos que Occidente se propuso alcanzar hace más de cuatro siglos y socialmente representa algo tan decisivo, que bien valdría la pena que los gobiernos y los empresarios invirtieran y emprendieran una nueva jornada Vasconcelista para re-iniciar una alfabetización postmoderna y de manera comprometida con su sociedad, y que contribuyan a la erradicación de la pobreza extrema, entonces así, si podemos fincar nuevas esperanzas y luego, pensar y promover la edificación de nuevas realidades…

¡¡Felices fiestas decembrinas: Salud, Amor y Productividad para el 2013!!

*Doctor en Pedagogía/UNAM. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Otras entradas

6 Comentarios

  • robinn dice:

    este articulo habla de como y cuando surge una revolucion cientifica, y lo mucho que ayuda y afecta a nuestra sociedad y cultura, por ello muchos se preguntan: ¿si hay revoluciones cientificas? ¿porque no hay revoluciones culturale, sociales, politicas y sobre todo en la educacion que esta muy empobrezida en nuestro pais. hablando un poco sobre lo que es la psicologia como, cuando vamos a saber si las personas padecen de nuevas enfermedades mentales, pues me he de imaginar que actura una revolucion cientifica en lo que es la psicologia.

  • Estoy a fabor de que la revoliciones cientificas son importantes para la sociedad, siempre y cuando no sea utilizados para fines elitistas ya que puede ser conciderado como un arma de doble filo tanto como puede acer el bien puede generar catastrofes como las enfermedades probocadas por el mal uso de conocimiento y poder, aun asi, aunque los cambios son buenos y siempre es bueno actualizarce y tener una mejor informacion, concuerdo que el problema de alfabetismo en Mexico es grave y estamos privandonos de conocer nuevas capasidades extratejias cerandoles la puerta del conosimiento a esas gentes marcaria un gran paso si esa gente conociera mas sobre su pais su futuro su por venir romperiamos un gran paradigma y una barrera inmensa de ignoracia.
    muchas gracias por invitarme ha acer una critica al respecto

  • bianca payan dice:

    las revoluciones cientificas van sujetas al cambio, en este caso es bueno aprender sobre ellas ya que los cambios deben de ser siempre para mejorar, si aprendemos a mejorar dia con dia lograremos tener una mejor sociedad y junto con ella una mejor cultura y aprendizaje 😉

  • aide espero dice:

    muy interesante que este tipo de eventos no necesariamente se trata de violencia sino de acción, que es lo que se hace actualmente para la mejora científica que al mismo tiempo mejore a la sociedad ya que toda acción siempre debe de buscar el beneficio de masas, sociedades por igual, realmente se esta avanzando en pleno siglo XXI que es lo que se ha podido mejorar desde tiempo atrás, de grandes pensadores, al terminar de leer el articulo pude comprender que estamos estancados, no solo de hace 10 años,20 o 40 años sino de tiempos mayores, como es posible que esto suceda, ciertamente se que es difícil un resultado inmediato pero al menos si todos, tanto científicos, sociólogos, filósofos y principalmente gobierno se pusieran en plan, acuerdos, movimiento se dieran cambios…menores pero de gran ayuda a aquellas personas que son de estabilidades económicas bajas, a lo que me pregunto de forma personal, que es lo que realmente se esta haciendo con las aportaciones institucionales, y sociales a donde va? Como puede ser que estemos tan lejos de lo básico, donde incluso otros países están mas firmes que nosotros, acaso son mas organizados, tienen mas preocupación que nuestro gobierno, que los hacen diferentes a nosotros, si todo esto nos cuestionamos no deberíamos de tener un mejor resultado, aunque nuestro continente solo tiene el 2% de analfabetizacion, no será la gran suma pero internamente nuestro país y estado posee un numero sino alarmante es preocupante. Cada revolución surgida en el mundo científico siempre es para mejorar de la sociedad y ayuda al estudio y comprensión de nosotros, el descubrimiento de nuevos métodos, o aportaciones nos ayuda, no debemos alarmarnos por el simple hecho de “revoluciones” no todas derraman sangre es lo que sentí principalmente que me decía dicho articulo leído, tanto sea una revolución singular o plural tiene un solo sentido, la búsqueda de mejores condiciones para las personas aunque estas pueden ser vista como una rebelión o enseñanza con la misma sociedad, me resulto de gran fascinación el articulo y de un complejidad leve, para que podamos avanzar ante el mundo es necesario principalmente el desarrollo interno del propio país con honestidad y sinceridad de parte de aquellas personas que pueden dar el cambio para los demás ciudadanos, ese es mi punto de vista, gracias ppor el articulo 😉

  • laura quiñonez ** dice:

    la verdad que esta muy interesante este articulo, a lo que me imaginaba yo que eran revoluciones cientificas es muy diferente a la idea que tenia en mi cabez ya que me doy cuenta que son aquellas ttransformaciones que se hacen con el tiempo en cualquier sea la situacion ya sea social, politica o en la cultura misma.
    las recoluciones cientificas son muy importantes para la sociendad y bueno utilizarlas para hacer cambien que nos ayuden a nosotros como ciudadanos, en cambio si lo hacemos de una forma que no nos veneficia ps uno mismo se perjudica al igual que a sus alrededores.
    en uno de los parrafos nos dice y me llamo la tencion que las revoluciones cientificas siempre están ligadas a los problemas de la sociedad y a los problemas del mismo desarrollo humano y cultural, lo entiendo de esta manera o estas revoluciones estan haciendo su trabajo para hacer que no sean mas problemas para la sociedad y no nos afecte mas..
    me gusto mucho el articulo y que los cambiios que vengas sean para bien.. esa fue mi opinion atte: lau..

  • Daniela Velarde C. dice:

    este articulo es muy interesante , la verdad esque ahora me queda mas claro lo que es una revolucion cientifica le llamamos a todo aquello que implica cambios o transformaciones gigantescas que traen innovaciones , esto quiere decir que traen mejores cambios en la ciencia, en la política, en la sociedad o en la cultura, las revoluciones científicas en si traen puras cosas nuevas y buenas para la sociedad. también menciona algo muy importante acerca de los paradigmas , que estos deben de pasar por una serie de criticas, antes de ser consideradas una ciencia para el buen uso, asi como la ciencia influye mucho en las personas, igual las personas influyen mucho para que una ciencia se cree, creándose diversos enfoques, paradigmas o teorías, hasta que no se afirme lo contrario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADIOS 2012
Siguiente entrada