DestacadosNacional

Vínculos entre el Perú y México

Por domingo 11 de noviembre de 2012 Sin Comentarios

Desde Lima ,Perú. II

Por Carlos Lavín F.*

La Ciudad Jardín, refundada en el desierto por Francisco Pizarro en 1535, la eternamente nublada pero siempre sin lluvia Lima, donde poco se deja ver el sol y rara vez cae una ligera y momentánea garua o finísima brizna que es digna de noticia. Aquí, son memorables las lluvias de 1924-25 cuando fue posible cultivar el fino algodón pima en plena zona desértica. Un aguacero aislado se dio en 1938, otro en 1950, pero el de 1970 fueron dos días seguidos de tormenta, se dice “llegó de la nada e igual se fue”. Estos aguaceros causaron fuertes daños a la cuidad que no estaba preparada para estos eventos, la región es tan seca que algunas casas rurales no tienen techos.

Ya es noviembre y el frio sigue presente en plena primavera austral cuando se supone debe hacer calor. Reunido con un grupo de amigos limeños esta vez en La Mar del pata Gastón Acurio disfrutando un suculento tiradito, una de las variedades del memorable cebiche peruano, surge en la charla que Francisco Pizarro explorador y luego conquistador del Perú en 1531, diez años después de la conquista de México, fue primo de Hernán Cortés Pizarro.

Por años Pizarro hizo sus expediciones desde Panamá hacia el sur por el Océano Pacífico y por discrepancias con el gobernador que se le oponía, fue auxiliado por su pariente Cortés desde la Nueva España enviándole armas y parque desde Acapulco en navíos construidos en sus astilleros de Oaxaca; además intervino con Carlos V para que lo recibiera, sólo así obtuvo la autorización real para la conquista del Perú. De esta manera Pizarro fue gobernador y capitán general de Nueva Castilla [territorio inca] con sede en La Ciudad de los Virreyes (Lima). Al igual que Cortés logró imponerse sobre el imperio indígena con ayuda de diversos cacicazgos locales conquistando el estado imperial inca que abarcaba también los actuales territorios del norte de Chile y de Argentina, todo Ecuador y Bolivia. Nunca se le otorgó un señorío, tuvo el título de Marqués de la Conquista pero sin posesiones territoriales; el de Cortés fue único título nobiliario en la América del siglo XVI con grandes provincias que conformaban el Marquesado del Valle [sin lo “de Oaxaca” que no es parte del título], este señorío no era una sola unidad territorial, estaba conformado por nueve parcialidades administradas por siete Alcaldías Mayores distribuidas en el centro-sur de la Nueva España.

Por rivalidades, Pizarro ordenó ejecutar a su socio Diego de Almagro; sin embargo Almagro, el joven de veinte años y con sólo doce hombres, en un asalto a la residencia de Pizarro en Lima le da muerte de una estocada en el cuello el 26 de junio de 1541.Tanto en la conquista como en su gobierno Pizarro y Cortés se adjudicaron méritos y errores.

Unos años después [Antonio de Mendoza primer virrey de la Nueva España intentó independizarse de la corona española y para desarticular esta intriga fue enviado al Perú como segundo virrey de La Nueva Castilla, muriendo en Lima diez meses después.

En los primeros tiempos de la Colonia en la Nueva España y después de gobernar por 14 años, Mendoza cayó enfermo en 1549 y su segundo hijo varón, Francisco, se hizo cargo del gobierno hasta 1550 con el consentimiento de la Real Audiencia de México, pero sin autorización del superior Consejo de Indias que estaba instalado en España, ni del rey Carlos.

La familia Mendoza quiso controlar el poder. El peligro real de que los Mendoza tomaran el gobierno en Nueva España e incluso lo hicieran hereditario, provocó que en España el Consejo de Indias actuara con rapidez y se nombrara inmediatamente un nuevo Virrey en ese mismo año, concretamente a don Luis de Velasco hombre muy apegado a la Corona.

Mendoza, se embarcó en Acapulco e hizo su entrada a la Ciudad de los Virreyes el 12 de septiembre de 1551.La corte española le asignó los cargos de (2º) Virrey, Gobernador, Capitán General del Perú y Presidente de la Real Audiencia de Lima.

Perdida su posibilidad de crear una estirpe de virreyes “Mendoza” en México y después en el Perú, envió una carta con su hijo Francisco a Carlos V, carta que podría ser considerada la primera declaración de independencia de América. El virrey murió en el desaparecido primer Palacio Virreinal de Lima, el 21 de julio de 1552, fue sepultado con honores con una ceremonia en la sacristía de la anterior y ya inexistente catedral limeña.

Y continuando la plática, sale al tema que existen evidencias de que las culturas prehispánicas de México llevaron el maíz junto con el tamal a otras de América del Sur, hoy, los tamales son en el Perú son más populares que en México, en toda Sudamérica conservan este mismo nombre que viene del náhuatl tamalli.

Por último, resaltó que desde antes del imperio inca, al igual que en México también existe el perro pelón llamado en el Perú perro chino, similar al xoloitzcuintle azteca que fue traído a América por las corrientes migratorias desde China, donde hoy todavía existen y que pasaron a América por el Estrecho de Bering. El perro era alimento de los antiguos chinos, donde aún se conserva esta tradición, en México era preparado en barbacoa y en el Perú en la similar pachamanca, a la llegada de los españoles, se sustituye por borrego, chivo o puerco según la región donde se prepare.

*Cronista de Cuernavaca

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.