Editorial

Editorial: Nº 127

Por domingo 28 de octubre de 2012 Sin Comentarios

La 40º edición del Festival Cervantino

Octubre en la cultura mexicana es un mes prodigo, el Festival Cervantino con su magia guanajuatense, convoca año con año a un encuentro de arte y cultura en los primeros días del otoño, a todos aquellos que creen que la única manera para separarse de la barbarie son el cultivo y la apreciación de la belleza artística y al desarrollo del conocimiento. Las calles, teatros, escenarios, de la minera ciudad de Guanajuato, fueron el epicentro de la 40º edición de la fiesta- considerada por su organizadores como uno de los cinco festivales más importantes del mundo- que reunió y llevó a otras partes del país: el talento, el oficio, la disciplina y la creatividad de grupos de artistas nacionales e internacionales que contaron en su filas con individualidades de enorme prestigio.

Del 3 al 21 de octubre de la edición 2012 del FIC, contó con la participación de sus invitados: Austria, Polonia, Suiza y Sinaloa. La participación sinaloense fue encabezada por: Jaime Labastida, Compañía de danza “Delfos,”, el Ballet folklórico del Instituto de Cultura de Mazatlán, Solista y Coro del Taller de Ópera de Sinaloa de las Artes, Enrique Patrón de Rueda, Elmer Mendoza, María Elena Leal, Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes-OSSLAetc. etc., junto a presentaciones de libros, exposiciones pictóricas, de artes escénicas, funciones de teatro y, la instalación de la Casa Sinaloa como el espacio indicado para mostrar el talento y las obras artísticas y culturales del Estado, constituyeron eventos relevantes en el Festival Cervantino 2012. Mención aparte son la apoteóticas actuaciones de las bandas: La Banda Limón- algunos medios señalan que fue la “Original” y otros la “Arrolladora”- y la de” El Recodo”, ejemplos fehacientes de la presencia de la música popular sinaloense en el gusto masivo. En la clausura el Gobernador del Estado de Guanajuato señaló: “La edición 2012 del FIC, de la más exitosas en 40 años” Enhorabuena y muchos más.

Los altares del día de muertos.

La celebración a los muertos mexicana es considerada por la Unesco, Patrimonio Cultural de la Humanidad. En los últimos años, Mocorito ha instituido una fiesta visual de gran valor en nuestra identidad, los Altares de Muertos, el respeto, el recuerdo, la creatividad, el afecto y la tradición se unen en una sincronía de luz, color, música, poesía, flores y artesanía que sale a las puertas y a los patios de las casas de la Atenas de Sinaloa a honrar a los que se adelantaron-como dicen los bardos- en el viaje sin retorno. La noche de los altares mocoritenses es una experiencia inolvidable, es encontrar la unidad del México precolombino, el colonial y el contemporáneo. Ahí nos encontraremos en Mocorito y su Noche de Altares a los Muertos.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.