Estatal

16 Años del Premio Sinaloa de Artes 1996-2012

Por domingo 9 de septiembre de 2012 Sin Comentarios

Por Faustino López Osuna*

Creado en 1996, el Premio Sinaloa de las Artes cumple 16 años de haber sido instituido oficialmente por el Gobierno del Estado, con el noble propósito de estimular a los sinaloenses que se distingan “por haber contribuido con su obra creativa al enriquecimiento del patrimonio cultural y al progreso del arte en la entidad y/o fuera de ella”.

A partir del año de su creación, el Premio ha hecho posible el rescate del olvido del valioso trabajo intelectual de algunos creadores regionales que, sin fanfarrias, en ocasiones casi en el modesto anonimato, aportan a su tierra lo mejor de su talento, sin esperar reconocimiento alguno.

Previo a establecerse el Premio Sinaloa de las Artes, entre 1988 y 1995, fueron reconocidos oficialmente, entre otros distinguidos creadores culturales, el escritor Ramón Rubín, el pintor Edgardo Coghlan, el periodista Antonio Hass y el jurista Raúl Cervantes Ahumada.

Llama poderosamente la atención que, entre los sinaloenses de renombre premiados a partir de 1996, como Jaime Labastida y Herberto Sinagawa, del norte y centro de Sinaloa, figuran cuatro valiosos mazatlecos: Antonio López Sáenz, José Ángel Espinoza Aragón, Enrique Patrón de Rueda y, el más reciente, Oscar Blancarte.

A quienes piensan que el pueblo de Sinaloa, a través de su Gobierno, no está al día en el reconocimiento y estímulo a sus creadores de arte y cultura, que son la mejor imagen de sí mismo ante el mundo, habría que recordarles que ya lo venía realizando desde antes del surgimiento, a nivel federal, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, CONACULTA.

Pocas entidades de la República, honrando a la patria, pueden sentir la satisfacción de tener a un Genaro Estrada en la Rotonda de las Personas Ilustres de México; a un Juan de Dios Bátiz Paredes, Medalla Belisario Domínguez, y a un Alfredo Carrasco, con su “Adiós”, su sublime e inmortal danza que da belleza a la música mexicana, entre otros.

A dos años de cumplir su mayoría de edad, es de elemental justicia que el Premio Sinaloa de las Artes, dado que hay verdaderas merecedoras de tan prestigiado estímulo, reconozca, por primera vez, el aporte a nuestra cultura, de una mujer sinaloense. Que así sea.

*Economista y compositor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.