Editorial

Editorial: N° 111

Por domingo 8 de julio de 2012 Sin Comentarios

“El arte se divide en dos categorías, la categoría de bello y la categoría de nada.” Salam Rushdie.

Dentro de las actividades del Pen World Voices Festival, en la ciudad de Nueva York, celebrado entre 30 de abril al 6 de mayo, el escritor Salman Rushdie, dictó una conferencia donde entre otros conceptos señaló: “El gran arte o dicho de manera más modesta, el arte original, nunca se crea en el seguro punto medio; siempre está en el borde. La originalidad es peligrosa, si quieres aumentar el espectro de lo que es posible para los seres humanos, de lo que pueden decir, saber, comprender y, a fin de cuentas de ser. Entonces, de hecho, tienes que ir al borde y empujarlo hacia afuera. La originalidad es peligrosa: reta cuestiona, tira ideas preconcebidas, desequilibra o códigos morales, no respeta vacas sagradas o cualquier otra entidad sagrada, puede ser escandalosa o fea, o puede ser en los tabloides y ser controversial; y hay fuerzas poderosas en muchas sociedades incluyendo esta, que no quieren que esas fronteras se empujen hacia afuera, que no quieren que nosotros tengamos pensamientos originales, peligrosos. “ Salman quien fue objeto de amenazas y condenado a muerte por fundamentalistas que consideraron un insulto a sus dogmatismos su trabajo literario, participó en el Festival junto a otros autores como: Herta Muller, Paul Auster, Francine Prose, Martín Amis, Etgar Keret, quienes también ofrecieron conferencias.

Rushdie ante un público embelesado por la conferencia, añadió: “Encontraran gente que les dará el argumento de que la censura es buena para los artistas, porque reta su imaginación. Esto es como decir que si le cortas las manos a un hombre porque haces que aprenda a escribir con los dientes.” Ante las cálidas sonrisas de los escuchas puso un ejemplo indiscutible de por que el arte no es solo es un divertimento o una moda desechable: “El poeta Ovidio fue exiliado al Mar Negro por disgustar al Cesar. Pasó el resto de su vida en un pequeño pueblo, rogando por poder volver a Roma, cosa que nunca hizo, pues murió en el exilio, sin embargo la poesía de Ovidio sobrevivió al Imperio Romano.” Este es el ideal del creador estético, este es el camino que aleja al arte de frivolidad.” Salam Rushdie al término de su disertación aclaró su postura que sienta un precedente para la búsqueda de la belleza y la libertad como ideal del arte.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Siguiente entrada