Local

Desde Imala a la escuela de la villa

Por domingo 20 de mayo de 2012 Sin Comentarios

Por Juan S. Avilés Ochoa*

Procedente de Imala, a traer a sus hijos Trinidad y Elena a las escuelas de la villa, ha estado Juan Avilés, colector de Rentas de dicha población. José Sabás de la Mora daba clases particulares de instrucción primaria elemental y superior, y de contabilidad mercantil.

Juan B. Inzunza informa que Miguel M. Castro ha dejado de formar parte como socio de la Sociedad Mercantil Juan B. Inzunza y Cía, establecida en Angostura. Miguel Echavarría era el administrador de la hacienda Tres Hermanos.

Las finanzas del distrito atraviesan por una severa crisis, por lo que las autoridades han decidido suprimir varias plazas de agentes de policía y de soldados, el de celador de tesorería y síndico municipal convertirlo en un solo puesto, en la supresión del maestro de música, en la rebaja de sueldos de los profesores y de la cuota que se paga a la empresa de agua. La deuda municipal es del orden de $9500.

Los profesores y algunos alumnos de la Escuela Municipal para Varones de esta villa han decidido formar una sociedad anónima llamada Caja Escolar de Ahorros de Mocorito, con el objetivo de promover el ahorro entre los alumnos de las escuelas oficiales.

Fungirán como administrador, interventor y cajero, respectivamente, el director de la escuela y los alumnos Rafael Jiménez y Manuel Inzunza.

El día 10 octubre murió Eduar, afamado tenor que había en la hacienda de Pericos.

Plácido López renuncia a la Comandancia de Policía de esta villa, pasando a ocupar un puesto en la negociación minera La Plata.

Imitando lo hecho por un periódico francés, en el primer número de cada mes de Voz del Norte se hará una pregunta entre las lectoras del semanario. Premiando con una bonita novela a la ganadora. Además, será publicada en las páginas del periódico. La primera pregunta es: ¿Puede la mujer amar verdaderamente más de una vez?

La última maquinaria instalada en la hacienda Tres Hermanos fue comprada por Antonio Echavarría al Ing. Othon Bergner, socio de la Casa Bergner Hermanos, de México, importadora de la maquinaria.

Los señores Brígido Castro y Ceno Castro, que no tienen concesión, ofrecen carne de res a los siguientes precios: de pieza a 25 centavos el kilo y pulpa 20 centavos el kilo.

*Cronista de Mocorito

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.