Nacional

Acuérdate de… María Félix

Por domingo 15 de abril de 2012 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

¿Que haría el cine nacional sin figuras? y, ¿que harían los mexicanos sin el cine? Las preguntas bailaban en mi lengua la tarde del 2 de abril, en Mocorito, Sinaloa, mientras contemplaba el entusiasmo de los pobladores de la “Atenas de Sinaloa”, que participaban o asistían a la filmación de: “Ciudadano Buelna”. Filme basado en un guion de Felipe Cazals, con un elenco encabezado por Sebastián Zurita, Marimar Vega y Damián Alcázar, bajo la dirección del guionista y director: Cazals. La obra cinematográfica es una visión cinéfila de uno de los iconos de la historia sinaloense, Rafael Buelna Tenorio “El granito de oro”.

El 7º arte mexicano tiene entre sus páginas momentos gloriosos de la historia artística contemporánea. Es posible que en la memoria popular, los ídolos de la pantalla ocupen un sitio privilegiado entre los personajes inolvidables y en muchas ocasiones lo que dicen los guiones es más creíble entre la masa que lo que escriben los historiadores. Las estrellas son veneradas u olvidadas; las películas son documentos visuales, sonoros, vivos, que demuestran su existencia y brillo. Fernando de Fuentes, Luis Buñuel, Blanca Estela Pavón, el “Indio” Fernández, Ismael Rodríguez, Dolores del Rio, Pedro Infante, los dos Armendáriz, los Soler, Cantinflas, Andrea Palma, López Tarso, Sara García, David Silva, Gloria Marín, Jorge Negrete, Katy Jurado, Joaquín Pardave, Salma Hayek, los Bichir, tal y tal y desde luego: María Félix.

“Nunca a lo largo de su vida pública, abandonan a María Félix la admiración, la diatriba, la expectación y el morbo, de hecho una sola mirada de respeto agraviado o del júbilo maledicente. Y si al evocarla falta algunos de estos elementos, el retrato será insuficiente”1.-

Diez años se cumplieron el pasado domingo 8 de abril, del final de María de los Ángeles Félix Güereña, diva mexicana que cerró para siempre su libro al cumplir 88 años bien vividos. Nativa del rancho el Quiriego, cerca del pueblo mágico de Álamos, Sonora, sus biógrafos señalan que nació el 8 de abril de 1914, en el hogar formado por Josefina Güereña y Bernardino Félix y que contó con los hermanos(as): María de la Paz, Pablo, Bernardo, Miguel, María Mercedes, Fernando, Victoria, Eugenia, Ricardo, Benjamín, María del Sacramento. A temprana edad cambió de ubicación el domicilio familiar a Guadalajara, Jalisco, ciudad donde María triunfó en un concurso de belleza siendo coronada reina del carnaval tapatío; en 1940 se trasladó a la capital del país. Sus inicios en el celuloide fueron al comenzar los 40 del siglo pasado impulsada por Miguel Zacarías y Gabriel Figueroa. La inolvidable cinta “El peñón de las ánimas”- 1942- se considera el formidable arranque de la más tarde conocida como: “La doña”.

“María Félix aparte de poseer una cualidad mítica, la Félix es una creación de si misma, nunca copio a nadie.” Manuel Puig.

Aquella primavera de 2002, el deceso de la estrella cinematográfica, puso el punto final a una de las historias de mayor prosapia del cine nacional; los críticos de cine han colocado a un buen número de filmes donde trabajó la sonorense, entre las 100 películas mexicanas de todos los tiempos: El peñón de la ánimas, Doña Bárbara, Enamorada, Rio escondido, Doña Diabla, La diosa arrodillada, La cucaracha; otra cantidad de cintas enriquecen su currículo: La mujer sin alma, Juana Gallo, Tizoc, Flor de Mayo, La bandida, La Valentina, La generala, Miércoles de ceniza, Canasta de cuentos mexicanos, Una mujer cualquiera, La mujer de todos, La bella Otero, La estrella vacía, etc, etc. En su décimo aniversario póstumo Jacobo Zabludovsky la recordó con un texto, citamos un fragmento: “A diez años de la muerte María Félix sabemos de ella lo que ella quiso que supiéramos. Nada más. Esculpió la estatua de si misma para ser colocada en la plaza pública y la sombra del monumento cubrió su otra vida, tal vez la más valiosa y trascendente.” El sol de abril se ocultaba y empecé a caminar en busca de transporte, las luces de la filmación al grito de ¡corte¡ se apagaban, en mi andar pensé en Álamos, Sonora, Mocorito, Sinaloa, el cine mexicano y sus estrellas, un café expreso me esperaba en Plaza Platinos de Guamúchil; la imagen de María Félix seguía ocupando mi cerebro , mientras tarareaba: Acuérdate de …María

1.-“Nadie podrá inspirar lo que tu inspiras”. Carlos Monsiváis. Proceso, 14/ IV/ 2002

*Investigador y autor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.