Nacional

Los Idus de Marzo

Por domingo 11 de marzo de 2012 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

Lo primero que pensé al tratar de evadir el tráfico de la segunda tarde de marzo que me impedía llegar a tiempo a la Librería del Fondo, Rosario Castellanos del Centro Cultural Bella Época, a la presentación de la colección de poesía: “La furia del pez”, fue que el tercer mes navegaba con los primeros vientos a toda vela . La edición de(hasta hoy) siete poemarios es impulsada, coordinada, dirigida, coeditada por Víctor Roura con Víctor Zenker, director de Ediciones el Ermitaño y apoyada por el presidente de Fundación Anjor, ingeniero Carlos Antonio Sosa Valencia, en otra muestra del compromiso cultural que asume día con día el profesionista sinaloense. Al entrar al recinto donde se realizó la presentación de la colección entre lectores, medios de comunicación e invitados, recordé que se encontraban cercanos los Idus de marzo. La mesa principal del evento coordinada y conducida por Roura, contó con la participación de Eusebio Ruvalcaba, Eduardo Monteverde, Víctor Manuel Mendiola, Dionisio Morales, Víctor Zenker y la lectura por Viridiana Villegas de poemas incluidos en los libros editados, permitió que de manera ágil se entablaran vasos comunicantes poéticos entre autores, editores, lectores asistentes.

“Guárdate de los Idus de marzo”

Espurino (adivino) a Cesar 15 de marzo de 44 A.C. Entre los romanos los Idus de marzo fueron fecha memorable; el quince de marzo de 44 A. de C., el final de Julio César los marcó para siempre, de ahí que hasta la sabiduría popular aconseja que hay que guardarse de los augurios, vaticinios y predicciones que surgen los quince de marzo, mayo, julio, octubre; cuentan los que gustan de esta parte del conocimiento y la magia que el impacto que tienen abarca los días anteriores y los posteriores. El sábado 3 del mes de los Idus, falleció el compositor, ejecutante, pedagogo, director de orquesta, escritor, crítico, Joaquín Gutiérrez Heras. El artista nació en Tehuacán, Puebla, el 28 de septiembre de 1927 y su trayectoria queda impresa en la historia de la música de salas de concierto del siglo XX. Ganó en 1949 un premio en el Concurso de Composición de Chopin; estudió en el Conservatorio Nacional, Conservatorio de Paris, en la escuela Julliards de Nueva York se graduó de compositor en 1961. En las diversas actividades de Joaquín destaca que se desempeñó como director de Radio UNAM entre 1966/1970; maestro de análisis en el Conservatorio Nacional entre 1969/1970, de composición en el Taller del INBA, 1974/1977; Premio Nacional de Ciencias y Artes 2006, recibió la Diosa de Plata y el Ariel por su trabajo como compositor de música de cine y el año pasado la medalla de oro de Bellas Artes, Doctor Honoris Causa de la UNAM por su compromiso estético que se vio reflejado en su obra como compositor que agrupa más de 80 obras de este sólido baluarte de la música.

La música clásica o de salas de concierto nacional es uno de los segmentos artísticos que mejor representa la creatividad mexicana; en un espacio diferente a la fama y la popularidad que enmarcan a la canción industrial o exitosa. Las obras producidas entre 1821 y 2012 por sus creadores y recreadas por orquestadores, ejecutantes, intérpretes y directores cuentan con nombres sobresalientes: Castro, Ponce, Chávez, Moncayo, Galindo, Revueltas, Mata. Enríquez, Carrillo, Conteras, Halffter, etc., a estos nombres se les une Joaquín Gutiérrez Heras, músico mexicano que como señaló el pianista Raúl Herrera (con) “Su obra nunca buscó aplausos”.

“Celebramos ochenta y cinco años de vida”

La literatura este seis de marzo estuvo de fiesta, celebró los 85 años de Gabriel García Márquez, el autor de Cien años de soledad, El coronel no tiene quien le escriba, La hojarasca, Crónica de una muerte anunciada. Uniéndonos al festejos por el cumpleañero transcribimos un fragmento de su discurso del 8/12/1982, al recibir el Nobel de Literatura: “Un día como el de hoy, mi maestro William Faulkner dijo en este lugar: Me niego a admitir el fin del hombre. No me sentiría digno de ocupar este sitio que fue suyo si no tuviera la conciencia plena de que por primera vez desde los orígenes de la humanidad. El desastre colosal que él se negaba a admitir hace 32 años es ahora nada más que una simple posibilidad científica. Ante esta realidad sobrecogedora que a través de todo el tiempo humano debió de parecer una utopía, los inventores de fábulas que todo lo creemos nos sentimos con el derecho de creer que todavía para emprender la creación de la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a Cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra.” La conmemoración del cumpleaños fue un poco antes de los Idus de marzo.

*Investigador y autor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.