Editorial

Editorial: N° 92

Por domingo 26 de febrero de 2012 Sin Comentarios

Las palabras de Octavio Paz: “leer es una excentricidad”, retumban en México. Cerca de 50 por ciento de la población de 12 años o más sólo entiende algo, poco o simplemente nada de lo que lee, afirmó el encargado del sistema educativo nacional. Quizá por ello, añadió, poco menos de uno de cada seis mexicanos ven en la lectura una experiencia placentera.

Lo anterior, advirtió, configura un círculo vicioso que nunca se rompe y termina colocando a las personas en situación auténtica de vulnerabilidad a lo largo de su desarrollo.

En el reciente lanzamiento del programa de fomento a la lectura para educación media superior, el funcionario federal expresó que la inmensa mayoría de quienes afirman leer, en realidad “leen poquísimo o nada”. Sólo uno de cada tres dice que leyó tres libros o más, es decir, alrededor de 9 por ciento del total de la población de 14 años o más.

En nuestro país, el promedio anual de libros leídos por persona es de entre 2.5 y 2.9, lo que representan menos de tres libros por año. La cifra no es nada alentadora si se compara con Noruega, donde leen 18 libros, seis veces más en promedio que los mexicanos; Alemania, donde leen 15 títulos; Portugal con 8.5 textos, y España con 7.7 libros. México está por debajo de países de desarrollo similar, como Brasil con 3.7 y Argentina con 3.2.

Importante sin duda el programa puesto en marcha, pero mientras no se abata el rezago educativo, la pobreza y la desigualdad, la promoción de la lectura seguirá siendo un gran desafío en las actuales circunstancias del país.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 92
Siguiente entrada