Editorial

Editorial: N° 73

Por domingo 16 de octubre de 2011 Sin Comentarios

El miércoles 5 de octubre en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, falleció el escritor Martín Amaral, a la edad de 44 años. Amaral nació en la misma ciudad de su fallecimiento en el otoño de 1966 y en la misma estación del año, emprendió su postrer “Vuelo Libre”. Esa mañana otoñal, el periodismo pensante perdió una voz que dejó impresa en páginas y en un libro, un trabajo literario que nos permitió compartir la posición crítica y honesta de un trabajador de las letras que con mirada punzante describió el acontecer de la cultura sinaloense y de más allá de su espacio geográfico desde su trinchera periodística.

En el 1º Aniversario de la Voz del Norte, un jurado integrado por Francisco Torres Vega, Francisco Díaz de la Vega y Faustino López Osuna decidieron –después de agotadoras sesiones–, otorgar la medalla José Sabas de la Mora, en una sesión solemne, celebrada en la sede del Archivo Histórico de Sinaloa a Martín, fue la primer presea entregada al periodismo con el nombre de nuestro director fundador y un reconocimiento a un hombre que dedicó su vida a la cultura.

En su última columna ”Vuelo Libre”, publicada en el diario “Noroeste” escribió: “Poco, muy poco se puede decir ante la muerte. Es acaso el mayor misterio. Ante el cual solo queda nuestra perpleja orfandad. Y el duelo.”, texto premonitorio que ahora en retrospectiva parece premonitorio. Finalizó la vida de un escrito y queda su ejemplo, ese es quizá la mejor herencia de un escritor, Martin Amaral Q.E.P.D.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.