DestacadosNacional

Mario Casasola La fotografía en México

Por domingo 2 de octubre de 2011 Sin Comentarios

Por Juan Cervera Sanchís*

El apellido Casasola en México, se puede decir, que es sinónimo de fotografía. Sí, de la fotografía vívamente relacionada con la historia del país.

Mario Casasola es nieto del gran Agustín Víctor Casasola, el iniciador heroico de la dinastía de los Casasola y de la Historia Gráfica de la Revolución Mexicana y del Archivo Casasola… día con día más rico.

Mario Casasola Nieto, maestro de la fotografía, tiene su historia como fotógrafo publirrelacionista. Fue fundador de “El Diario de la Tarde”, con el inolvidable José Alvarado, El Negro Dorantes, Héctor Rivera, Gómez Lorenzo y otros periodistas notables. Durante años, Mario, fue fotógrafo del desaparecido diario “Novedades”. En plática con él, nos recuerda:

-Cuando murió mi abuelo en 1938 tenía yo nueve años.
-¿Qué aprendió de él?
-¡Hombre!. De mi abuelo lo aprendí todo. Sí, todo, pues te puedo decir que todavía sigo aprendiendo de él cuando veo las fotografías que nos dejó. Ello, como afirma Mario, es muy cierto. Si cualquiera mira atentamente el patrimonio artístico fotográfico que nos legara don Agustín Víctor Casasola, sin duda, que recibe una, o mejor dicho, muchas lecciones de vida y de arte y aprende una enormidad de la historia de México. Don Agustín, realmente, fue un visionario genial.
-¿Qué piensa Mario Casasola de su abuelo?
-¡Qué puedo pensar yo! Uno piensa, al menos yo, de sus antepasados, lo mejor, y más, mucho más, en mi caso. Es un enorme orgullo para mí haber tenido un abuelo así. En el caso de mi abuelo prefiero citarte lo que otros han opinado de él.
-Veamos, Mario.
-Bueno, el licenciado Jacobo Zabludosky, que es un gran admirador de mi abuelo, ha escrito lo siguiente: “Vemos las fotografías increíbles y nos parece natural que así sea. No nos asombramos. Como si todos los países del mundo hubieran tenido un Casasola y todas las revoluciones una historia gráfica.” Y añade Zabludosky: “No es aventurado afirmar que en el archivo de Casasola está la historia de México del siglo XX”.
-Justo, muy justo, pero, ¿qué más se ha dicho de la obra incomparable e inigualable de don Agustín?
-De la obra de mi abuelo se ha escrito mucho y se sigue escribiendo. Mario Orozco Rivera señala: “Casasola logra escribir con imágenes la crónica de la verdadera historia de la Revolución Mexicana, aportando, como Bernal Díaz del Castillo, el documento indiscutible del acontecer de los tiempos”. Sí, amigo Juan Cervera, son muchas las opiniones, y todas positiva, vertidas en torno al legado de mi abuelo y todavía no se acaba de escribir.
– ¿Hasta dónde sus descendientes la han conservado y enriquecido?
-La obra de mi abuelo está ahí, todos la conocen en buena parte, pero aún hay mucho más por conocer. Se podría hacer una enorme enciclopedia de nunca acabar con todas las fotografías que conservamos.
-Mario, ¿todos los Casasolas son apasionados de la fotografía?
-Yo digo que sí, algunos de los descendientes no se dedican del todo a la profesión. Dos de mis hijos, Mario que estudió ingeniería, y Víctor Casasola de los Ríos, licenciado en mercadotecnia, tras realizar sus estudios, viven para la fotografía. Los dos son fotógrafos de tiempo completo.
-¿Y los nietos?
-Soy abuelo de nueve nietos, a la mayoría les gusta la fotografía, pero no todos son fotógrafos. Aunque Santiago Aceves Casasola desde la edad de siete años era dueño de tres cámaras.
-Se puede decir que Santiago en lugar de nacer con la torta bajo el brazo nació con la cámara colgada el hombro.
-Sí, sí, claro que sí, responde Mario sonriendo mientras enciende un cigarrillo. ¿Y qué tal el archivo personal de Mario Casasola? Nos han dicho que es muy valioso.
-Puede ser, pero no soy yo la persona adecuada para evaluarlo.
-Bien, ¿pero podría decirnos qué -Contiene por el momento más de cincuenta mil negativos correspondientes a los periodos presidenciales de don Manuel Ávila Camacho, don Miguel Alemán Valdés, don Adolfo Ruiz Cortines, don Adolfo López Mateos… y la mata sigue dando. Son ya muchos años de historia moderna de nuestro país.
-Excelente. ¿Qué es la fotografía para Mario Casasola Nieto?
-No soy un teórico, sino un fotógrafo práctico. Yo me defino y defino lo que hago haciéndolo, trabajando pues. Lo que te puedo decir de la fotografía es que ha sido y sigue siendo mi vida que, como mi abuelo, creo que mis fotografías, cuando yo muera, seguirán estando ahí. El hombre vive y sobrevive en los frutos de su trabajo. La fotografía es mi trabajo. Vivo de ella y para ella y, al contrario de otros trabajos, por fortuna, las fotografías no mueren del todo con uno. Eso lo siento muy satisfactorio.

* Poeta y periodista andaluz.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.