Nacional

15 de septiembre de 1854, estreno del Himno Nacional

Por domingo 11 de septiembre de 2011 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

Aquella noche del 15 de septiembre de 1854, gobernaba Antonio López de Santa Anna, noche de estreno en el teatro que llevaba el nombre del militar veracruzano del Himno Nacional, música de Jaime Nunó y versos de Francisco Bocanegra. Culminaba un largo camino de casi 33 años, para encontrar un tema músico/ literario que fusionara su significado sonoro y lingüístico para convertirse en el Himno de la Patria. Un año antes, el Diario Oficial publicaba una convocatoria firmada por Miguel Lerdo de Tejada, Ministro de Fomento, Colonización, Industria y Comunicación, donde se invitaba a poetas a crear un texto versificado que plasmara el espíritu cívico de la Nación y que sirviera como lazo de unión la que constantemente manifestaba su necesidad de tener un Himno de México. Al certamen se inscribieron una buena cantidad de vates de todos los rincones de la Patria; un jurado integrado por Bernardo Couto, Manuel Carpio, José Joaquín Pesado, después de una revisión exhaustiva, el 25 de febrero de 1854, declararon triunfador el texto del potosino Francisco González Bocanegra. En el documento oficial que anunció el nombre del triunfador, se invitó a los compositores mexicanos y radicados en el país, para que en un plazo no mayor a sesenta días presentaran una composición que con los versos de González Bocanegra diera vida a una obra para el México de siempre.

El 17 de mayo ante el silencio de los organizadores para señalar de quien era la música ganadora; el italiano Giuseppe Botessini, en el Teatro Nacional estrenó un himno de su autoría con los versos del poeta originario de San Luis Potosí e interpretado por la célebre cantante Hernriette Sontang. Rápido al día siguiente, en el Teatro de Oriente de la ciudad de México, el compositor catalán José Nicolao, teniendo como intérprete a la Compañía de Ópera y al Coro General, presentando un tema con otros versos de Francisco. Los conciertos surgían en teatros o en reuniones privadas ante la incertidumbre por no conocer el fallo de los jurados, por esta razón algunos de los concursantes mostraron al público su propuesta; el 15 de junio de ese año, José Antonio Gómez presento su “Marcha Nacional” con la Compañía de Ópera Italiana, como otra opción. Los efectos causado por los conciertos, ocasionaron que los partidarios de los más renombrados compositores con obras concursando en el certamen, presionaran a los organizadores para que se diera a conocer el veredicto que nombrará al triunfador del concurso, por lo tanto el 1 de agosto el jurado musical integrado por: Tomas León, Agustín Balderas y José Antonio Gómez determinó que la composición con el lema : Dios y Libertad del compositor y director de banda catalán, Jaime Nunó era la “más digna”.

Aquel 15 de septiembre, la gala en el Teatro Santa Anna, reunió a funcionaros, personajes, simpatizantes de la órbita social de la llamada, “Alteza Serenísima” que expectantes asistieron al estreno de Himno Nacional, de Jaime Nunó y Francisco González Bocanegra, interpretado por Claudina Florentini, Carolina Vietti, Sidonia Costini, Isabel Zanini, Federico Beaventano, Ignacio Marini, Heliodor Specchi, Cioca, Roberto Jiménez, bajo la dirección de Giovanni Bottessini. Aquel estreno nocturno quedó grabado en el infinito musical de México; comenzaba una nueva etapa marcada por la controversia entre liberales y conservadores sobre el Himno, situación que terminó con la declaración del Benemérito de las Américas: “Ni una letra, ni una nota, se cambie al Himno Nacional.”

Este 15 de septiembre de 2011, es el cumpleaños ciento cincuenta y siete del concierto/presentación del Himno Nacional y, más allá del olvido y la difusión que nutren su dinámica, siempre tenemos presente que es un concepto artístico que logró su cometido: ser signo de identidad nacional desde aquel, 15 del noveno mes de 1854.

Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
Y retiemble en sus centros la tierra
Al sonoro rugir del cañón,
Y retiemble en sus centros la tierra
Al sonoro rugir del cañón….

*Investigador y autor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.