Nacional

Me caí de la nube que andaba, como a 20 mil metros de altura… “Cornelio Reyna”

Por domingo 4 de septiembre de 2011 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

El 16 de septiembre de 1940 en el pueblo de Natillas, Coahuila, nació Cornelio Reyna Cisneros, compositor e intérprete cuya trayectoria marca el “sonido norteño”. En los 60 junto con Ramón Ayala formó el grupo “Los Relámpagos del Norte”, de gran prosapia en la manera de expresarse musicalmente que identifica a un segmento de la población mexicana que bailando o cantando hacen suyos los temas y la variedad de géneros musicales que conforman esta forma de hacer y difundir canciones. Al final de la década decidió comenzar su carrera de solista, alcanzando rápidamente el triunfo al grabar de su autoría el tema “Me caí de la nube”, obra que nació del bajo sexto y del ingenio de “Corner Queen” -como también le gustaba llamarse-. Su amor a Reynosa, Tamps., y a la zona fronteriza con los EUA, le obligó a cambiar su domicilio a esta región donde residió la mayor parte del tiempo, desde ahí se desplazaba a todo el país y al norte del rio Bravo, donde su música era coreada por la masa que lo seguía en sus presentaciones.

La vida lo etiquetó como cantor, bohemio, enamorado, populachero y buen amigo; ello le permitió integrarse a los sentimientos del pueblo, así nacieron las canciones de su autoría: “Lágrimas de mi barrio”, “Me caíste del cielo”, “Ya no llores”, “Mis 20 novias”, “Te vas Ángel Mío”, “Cuatro estrellas”, “Botellita”, entre otras que permitieron a muchedumbres comunicar y verificar sus propias posibilidades de expresión. En la diversidad de su paso por la “farándula”, fue actor en una buena cantidad de películas, productor de discos, editor musical, empresario de espectáculos y, activista de la amistad cotidiana. El Teatro Blanquita –en la historia del teatro musical latinoamericano, una de las catedrales- rodeado por el smog y el trafico citadino fue escenario de sus presentaciones personales, donde conquistó el cariño del público al lado de renombrados comediantes, intérpretes, músicos, etc., bajo la dirección de Margo Su, las coreografías de Ricardo Luna, la tramoya de El Morito y la dirección musical de Cuco Valtierra. Toda una época en la que Cornelio convertido en estrella cancioneril en distintas temporadas se ganó canto a canto, el cariño de los que necesitan una voz que los conmueva y plasme sus vivencias más allá de códigos verbales y sonoros de hechuras sofisticadas.

En ese pequeño universo cosmopolita tuve la oportunidad de conocerlo, con su estilo francote, dicharachero, ingenioso, romántico a toda vela y noctámbulo, pronto surgió nuestra amistad ya que por distintos caminos, transitamos la ruta de la música nuestra, en los momentos de reflexión apuntaba con tono serio “Con lo que gana un compositor es difícil hacer chillar la cazuela…” sentenciaba con tono adusto el buen “Corner”. En su intenso camino, grabó una buena cantidad de acetatos, se presentó en todos los lugares posibles; su LP en mancuerna con la cantante Chelo fue un suceso de ventas, durante muchos años perteneció al elenco de discos Musart, siendo su trabajo un elemento para que la “ola norteña” inundara el mercado discográfico donde Reyna fue una de sus figuras míticas: 25 filmes contaron con su participación como actor, cincuenta y tantos discos con sus interpretaciones y en la mayoría quedó impreso su repertorio de compositor que gozo de aceptación entre los que cantan fuera de reflectores y autógrafos, algunos de los temas que fueron sonados éxitos son : “Hay ojitos”, “Aunque tengas otros amores”, “De qué es tu corazón?”, “Me quedé en tu corazón”, “Rompiendo el retrato”, “Botella envenenada”, “Celos y penas”, “Me sacaron del Tenampa”, “Yo y mi mariachi”, “Sufriendo penas”, “Guadalajara es México”, “Mi bancaria”, “Que me lleve el tren”, “Más fuerte no hay ojitos”.

El miércoles 22 de enero de 1997, a causa del estallamiento de una úlcera murió el también conocido como: “Rey del Bajo Sexto” en la Ciudad de México. El estilo norteño continúa la marcha, nuevos elementos- intérpretes, grupos, compositores- surgen todos los días, se retroalimenta y se renueva con aires de danzas folklóricas, melodías importadas y diferentes ritmos, Cornelio Reyna, uno de los compositores grandes de esta forma de expresión musical; su partida dejó un hueco entre sus amigos y en el mundo que cree en el canto lleno de sinceridad.

*Investigador y autor.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.