Editorial

Editorial: N° 66

Por domingo 28 de agosto de 2011 Sin Comentarios

La participación de la comunidad en la gestión urbana y la protección del patrimonio histórico de los pueblos de México han sido decisivas en el logro de los objetivos donde estos han sido conseguidos.

Varias ciudades y pueblos de Sinaloa y otros estados de la república, se encuentran actualmente trabajando en este asunto, por lo que es indispensable la formación de organizaciones ciudadanas para que junto con las autoridades locales, establezcan las medidas normativas y se cumplan las instituidas, con el propósito de promover la rehabilitación y conservación del patrimonio tangible e intangible de las poblaciones y la concientización de sus habitantes en cuanto a que la calidad de vida es una responsabilidad compartida.

Ambos conceptos al traducirse en realizaciones, han alcanzado una importante repercusión en los siguientes órdenes: social, por el restablecimiento del tejido comunitario y la consolidación de la identidad y el arraigo de los habitantes; cultural, por la revalorización de costumbres y tradiciones, económico; por la reactivación de la economía de la ciudad que va desde el aumento de valor en predios y edificaciones hasta la creación de empleos y el incremento de las actividades comerciales, industriales y turísticas.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.