Editorial

Editorial: N° 63

Por domingo 7 de agosto de 2011 Sin Comentarios

A más de un año de haber salido del mausoleo del Ángel de la Independencia, los restos de los próceres regresa­ron el 30 de julio pasado, justamente a 200 años del fusilamiento de Miguel Hi­dalgo.

Un día antes había concluido la exposición en Palacio Nacional, México 200 años: La Patria en Construcción. Más de un millón de personas pudieron ad­mirarlos y rendirles home­naje. Son los restos de 14 héroes, no doce como en un principio se creía, que lucharon porque este país fuera independiente.

Estudios realizados, “con el objeto de evaluar su estado físico y prever su conservación adecuada”, constataron “que también estaban los restos morta­les de Pedro Moreno y Víc­tor Rosales, un dato que se perdió o, quizá, se ignoró, al trasladar los restos de la Catedral a la Columna”, cuando Plutarco Elías Ca­lles decretó su traslado en 1925.

Antes de abandonar Palacio Nacional, personal militar les rindió honores. Después las urnas fueron puestas en vehículos mi­litares, descubiertos, para hacer el recorrido y que la gente los viera por última vez.

Ochenta años per­manecieron en la Colum­na del Ángel sin recibir tratamiento alguno, ahora regresan en mejores con­diciones para su conserva­ción.

Pero además con la certeza que dan los estu­dios científicos y antro­pológicos que recibieron; que si son los restos de 14 héroes de la Independen­cia: Miguel Hidalgo, Igna­cio Allende, Juan Aldama, Jose María Morelos y Pa­vón, Mariano Matamoros, Mariano Jiménez, Vicente Guerrero, Leona Vicario, Andrés Quintana Roo, Ni­colás Bravo, Guadalupe Victoria, Xavier Mina, Pe­dro Moreno y Víctor Rosa­les.

Cadetes del Heroico Colegio Militar, flanquea­ron el recorrido del corte­jo. Al llegar a la Columna de la Independencia, an­tes de ser reinhumados, se realizó una ceremonia militar de los máximos ho­nores con los representan­tes de los tres poderes de la Unión.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Jorge Negrete
Siguiente entrada