Estatal

Brincar

Por domingo 10 de julio de 2011 Sin Comentarios

Por Nicolas Avilés González*

Brincaba, brincaba,
fluía, fluía,
y mientras lo hacía
su mente le huía.
Oculta entre su silueta,
rodo la careta
apareció la verdad…
Se había dado cuenta
que estaba dormida,
que sólo era bruma,
que siempre fue otra,
que no era Cristina
que era una niña
y que quería brincar
brincaba, brincaba,
fluía, fluía…

 

 

Docente. Facultad de Medicina/UAS.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.