Nacional

Los derechos de autor en la palestra

Por domingo 13 de febrero de 2011 Sin Comentarios

Por Francisco Aguilera*

Cito al diario ‘El País’:

No todo han sido malas noticias para la ministra de cultura, Ángeles González-Sinde, que también ha recibido el calor de muchos creadores por el consenso logrado con el PP. Los músicos Alejandro Sanz, Mi­guel Bosé, Dani Martín y David Bisbal, cineastas como Pedro Almodóvar, Ale­jandro Amenábar y Agustín Díaz Yanes y escritores como Almudena Grandes prestaron su firma en un comunicado que hizo circular la Asociación de Crea­dores de Contenidos Digitales. Y en la que se mostraba satisfacción por la lle­gada de un acuerdo, aunque les parez­ca insuficiente.

“Agradecemos el espíritu dialogan­te que ha marcado las negociaciones en todo momento y que todas las par­tes hayan antepuesto la urgencia de la regulación a sus intereses particulares”, dice la nota, que añade: “con ello han de­mostrado sensibilidad ante el deterioro económico que su ausencia provocaba. No por eso dejamos de ser conscientes de que es solo un comienzo y que como mercado nos quedan por afrontar nu­merosos retos en el nuevo panorama de modelos de negocio digitales. Espa­ña tiene en la creación de contenidos uno de sus principales patrimonios y no puede permitirse perder la competitivi­dad frente a los cada vez más potentes actores anglosajones y orientales. Ante esta situación, un marco legislativo es imprescindible para sentirnos respalda­dos y no perder el tren de los mercados digitales”.

También se sumaron a la circular, creadores tan dispares entre sí como Paz Vega, Javier Aguirresarobe, Paco de Lucía, Luis Eduardo Aute, Pau Donés, Antonio Carmona, Antonio Orozco, Ali­cia Keys, Gonzo Suárez, Fernando Ma­rías, Espido Freire, Enrique Urbizu, Ma­nuel Gómez Pereira, Carlos Molinero, Javier Limón o Amaia Montero.’

Este es el panorama de autores di­versos ante la nueva ley española para proteger los derechos de autor en el mundo digital, que se va a atacar a pro­hibir su actividad a los webs que facilitan las descargas de contenidos artísticos y literarios -se presupone- vía comisión administrativa y aprobación judicial y no se dirige a los internautas que copian, como lo hace la famosa ley francesa HA­DOPI -Haute Autorité pour la Propriété Intellectuelle- que sanciona después de dos advertencias previas con la retirada de la conexión a internet más multa.

Entre estas legislaciones, se deba­ten una serie de países que quieren aumentar la actividad económica en internet, protegiendo los derechos de autor, lo que va a llevar tiempo, dada la complejidad actual de las licencias en una creación cultural.

Por mi parte, participé en el pro­yecto VERDI de la Unión Europea en el 2001, -Very Extensive Rights Data In­formation- al que dí nombre y parece se quedó en la utopía por su complejidad técnica y los intereses variados y dispa­res de autores, empresas y entidades de gestión. Era un proyecto que pretendía abarcar toda la producción cultural y extensible a marcas, dibujos y patentes y que quizás hoy podía ser revitalizado con los avances tecnológicos en la red.

En España, curiosamente, dicen se logra el acuerdo a cambio de la adapta­ción de la legislación sobre copia priva­da a las decisiones del tribunal europeo de justicia, lo que, a mi juicio, no es ma­teria de cambio sino obligatoria según la normativa europea. Estarán excen­tos de pago del canon los profesionales y las empresas que no copian material protegido por la Ley de Propiedad Inte­lectual.

Esta ley en Francia está en discusión y el parlamento -que aprobó la primera ley en 1791 por un rey después decapi­tado por la Revolución- pide se revisen tarifas de las licencias y estructuras de la sociedad de gestión de derechos mu­sicales… estamos en crisis.

Estas noticias son la actualidad de los derechos de autor que en las dos últimas décadas han conseguido un im­pulso en base a la legislación de la unión europea concediendo y ratificando de­rechos que hoy, a su juicio, necesitan una revisión en los casos expuestos y una readaptación a los desarrollos tec­nológicos y económicos.

*Experto en propiedad intelectual

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.