Editorial

Editorial: N° 36

Por domingo 30 de enero de 2011 Sin Comentarios

El 2010 fue un gran año para el patrimonio mexicano, ya que re­frendamos nuestra ubicación como el país de América Latina con mayor número de bienes culturales reconocidos por la UNESCO. Al incorporarse Las Cuevas Prehistóricas de Yagul y Mitla, en Oaxaca, y la Ruta Camino Real de Tierra Adentro, así como La cocina tradicional mexicana, Los parachicos y La pirekua, México cuenta ya con 31 sitios declarados, y con cin­co manifestaciones culturales nombradas patrimonio inma­terial.

El Camino Real de Tierra Adentro, conocido también como Camino de la Plata, es el sendero más antiguo y largo de la américa septentrional con 2,900 km, que partía de la anti­gua Ciudad de México y concluía en Santa Fe, Nuevo México, Es­tados Unidos. Por su parte, Las Cuevas Prehistóricas de Yagul y Mitla en los Valles Centrales de Oaxaca, son espacios que alber­gan los testimonios más impor­tantes del inicio de la civilización en América.

La pirekua es el canto tra­dicional purépecha interpreta­do por los pireris en la meseta tarasca, la zona lacustre y la Cañada de los Once Pueblos de Michoacán; es resultado del sin­cretismo de elementos prehis­pánicos y coloniales.

Los parachicos son la princi­pal festividad de Chiapa de Cor­zo, Chiapas, en la que se calcula la participación de aproximada­mente seis mil danzantes que salen a las calles para dar con­tinuidad a una tradición de casi tres siglos. A su vez, La cocina tradicional mexicana destaca por su antigüedad, continuidad histórica, así como la originali­dad de sus productos, técnicas y procedimientos.

Además, este año el organis­mo internacional también regis­tró en su programa de Memoria del Mundo de México, a la Colec­ción Álbumes de Fotografía His­tórica, de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia del Instituto Nacional de Antropolo­gía e Historia, institución que ha participado activamente en las gestiones para la obtención de tan valiosas denominaciones.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.