Nacional

Cerafina Nava Gómez 1906-1999

Por domingo 2 de enero de 2011 Sin Comentarios

Por J. León Rodríguez Zúñiga*

Doña Cerafina Nava Gómez, nació el 12 de octubre de 1906, en el rancho “San Miguel de Waldo”, municipio de Mineral de Bustamante, Tamaulipas. Fueron sus padres Protasio Nava Bernal y María de Jesús Gómez.

Durante su juventud vivió en San Miguel de Waldo, muni­cipio de Mineral de Bustamante, Tamaulipas; posteriormente radicó en la villa de Jaumave, Tamaulipas y para 1917 ya vivía definitivamente en la villa de Mineral de Bustamante, Tamau­lipas.

La niña Cerafina Nava Gómez contaba con cuatro años, un mes y ocho días de edad cuando inició la primera parte de la “Revolución Mexicana de 1910”, encabezada en Mine­ral de Bustamante, Tamaulipas por el joven profesor Alberto Carrera Torres y su familia quienes apoyaron al apóstol de la democracia don Francisco I. Madero.

En el segundo periodo de la Revolución y a mediados de marzo de 1913, ya contaba con siete años de vida y a la vez ya comprendía lo que estaba pasando, pues era la que daba aviso cuando venían los soldados huertitas buscando a los re­volucionarios de apellido Carrera Torres y a los que seguían su ideal en apoyo a Venustiano Carranza.

Al informarle a sus padres de las polvaredas que formaban los caballos de los soldados de ambos bandos y era cuando sus hermanas mayores corrían a esconderse entre el arroyo cercano al rancho, pues de no hacerlo, serian llevadas por los soldados, pero como ya conocían los escondites, se salvaron de milagro.

Al apaciguarse la rebelión entre los años veintes, la joven Cerafina tenía 14 años, por lo tanto ya estaba próxima a ser casadera, el domicilio de sus padres en la localidad de Mineral de Bustamante se ubicaba entre las calles Juárez y Escobedo, esquina con Francisco I. Madero. (Nombre actual).

En el solar donde ahora vive el señor Odón Barrón Bustos y familia. Fue el año de 1928 cuando contaba con 22 años de edad, contrajo matrimonio con el joven Antonio Verber del Valle; de este matrimonio nacieron 12 hijos: Baltazar, Julia, Juan B., María del Refugio, Hermelinda, Juventino, Severina, Antonio, Francisco, Severina, Francisco, Antonio(los nombres que se repiten, es porque murieron y repusieron los nombres con otros hijos). La familia Verber Nava fue próspera y en 1956, tuvieron que emigrar a la capital del estado Cd. Victo­ria, para educar a sus hijos de los cuales cinco de ellos fueron profesionistas 3 hombres y 2 mujeres. Mientras que Baltazar murió el 28 de julio de 1959 (muy joven), en Mineral de Bus­tamante, y Juan Bautista, se convirtió en el político munici­pal que en dos ocasiones dirigió los destinos de Bustamante, formando un triunvirato con sus primos Abdón y Carlos Trejo Nava, de 1976 hasta 1995.

A doña Cerafina Nava Gómez, se debe el relato más fi­dedigno de la muerte de “los Álvarez”, en 1926, cuando dos grupos disputaban la presidencia municipal, por un lado Do­lores Álvarez y por la parte contraria el capitán Ricardo Barrón Pérez.

Decía doña Cerafina: “Nosotros vivíamos en el solar don­de vive Adelaido Barrón Llamas, por eso vimos todo, los de Ricardo Barrón estaban en el solar donde vive Antíoco Tre­jo y los Álvarez en la presidencia, cuando se vinieron los de Barrón, un personaje de apellido Portillo gritaba: ¡Ríndanse los Álvarez! Dolores Álvarez decía: ¡No tiren! Gritaba otra vez Portillo ¡Ríndete Dolores!, y entre el grupo de los Álvarez de­cían: ¡Primero muertos que rendidos mi hermano! Fue enton­ces cuando empezaron a disparar los de Barrón, matando a Dolores en la calle,… a otros en las paredes de la escuela vieja que ahora es un Kínder “Margarita Maza de Juárez”, uno de los moribundos pedía agua, entonces uno de los malhechores le disparó el tiro de gracia diciendo: “Aquí está tu agua”.

Entre los que murieron fueron:

Dolores Álvarez, Rómulo Báez, Sixto Álvarez, entre otros. Aclaraba, los que estaban con los Álvarez, tal vez fueron a co­mer, pues salieron de la presidencia y venían por la calle Juá­rez, comiendo semillas de calabaza, fue muy triste la muerte de los Álvarez, después de muertos, les quitaron: chamarras, camisas, sombreros, bueno los dejaron en ropas menores, ojala que estos hechos no se repitan.

Doña Cerafina Nava Gómez, murió el 11 de octubre de 1999 a la edad de 93 años en Ciudad Victoria, Tamaulipas. Sus restos descansan en el panteón municipal Morelos de Ciudad Victoria, Tamaulipas, México.

Esta mujer vivió los estragos de la revolución y pudo ob­servar hechos históricos y guardarlos en su memoria, por ello merece ser reconocida como una mujer importante en la vida de Mineral de Bustamante y Tamaulipas.

*Cronista Municipal de Mineral de Bustamante, Tamaulipas

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.