Nacional

Un libertario de la Revolución Mexicana: Ricardo Flores Magón

Por domingo 7 de noviembre de 2010 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

Noviembre de 2010, es mes de la celebración del Cen­tenario de la Revolución Mexicana. El día 20 se feste­jará un siglo del México -oficial- contemporáneo; por este motivo se habla y se celebran a héroes y villanos, bata­llas, tragedias, corridos y fantasías que componen sus etapas fundamentales. En los festejos conmemorativos, los cau­dillos y las fechas violentas de manera arrolladora imponen su anecdotario guerrero sobre las ideas que dieron origen al movimiento revolucionario. Otra vez generales y presidentes son más importantes que los ideales, pocas figuras se salvan del inevitable culto a la personalidad que tanto atrae a las ma­sas. De los lejanos a la adulación que siguen siendo causa de polémicas y olvido, sobresale Ricardo Flores Magón, intelec­tual revolucionario que nació el 16 de septiembre de 1874, en el hogar formado por el teniente coronel Teodoro Flores y la señora Margarita Magón, vecinos de la población de San An­tonio Eloxochitlán, Oaxaca; lugar al que llegaron procedentes de Mazatlán, poblado que también pertenecía -como San An­tonio- al distrito de Teotitlán del Camino.

La niñez y la adolescencia del libertario está llena de inte­rrogantes y fábulas; sus detractores cuestionan su supuesta afición a la “bohemia” que dicen practicó en la juventud; sin embargo Agustín Cue Canovas escribe: “En 1892, al producirse la segunda reelección del presidente Díaz, Ricardo Flores Ma­gón, había iniciado su lucha revolucionaria. Periodista y orador, su acción contra el régimen tiránico, fue constante y tenaz. A través de las páginas del periódico Regeneración que él mismo fundó el 7 de agosto de 1900, expuso su ideario político y social, siempre con energía y valor cívico extraordinario.”

1-. Y Jorge Sayeg Helu apunta sobre el tema cuestionado por los conservadores “Ya desde 1893, estudiante aún, Ricar­do Flores Magón llegó a manifestar una profunda compren­sión del origen socio económico de la dictadura. Fue breve empero, su vida estudiantil: cuando apenas hasta el tercer año de jurisprudencia, habría de guardar los libros escolares para consagrase de lleno a la lucha contra la tiranía. Sus altos ideales de justicia que, como llegaría a decirse más tarde, ha­bría de sintetizar las sublimes aspiraciones de todos los pue­blos esclavos de la tierra, le llevarían a unirse a los liberales de San Luis Potosí, entre quienes no tardaría en constituirse en figura central, influyendo de una manera decisiva para que los simples come-curas, como él mismo llamaría al núcleo poto­sino, se convirtieran en militantes antiporfiristas.”

Bajo estas premisas pienso que la libertad, la justicia y la rebelión, se manifestaron a temprana edad en el oaxaque­ño y que lo marcaron de forma definitiva para que en unión de otros patriotas diera inicio el movimiento revolucionario. El siete de agosto de 1900 bajo la dirección de Jesús Flores Magón y con colaboraciones de Antonio Horcasitas y Ricar­do se fundó el semanario Regeneración, órgano informativo/ combativo que se convirtió en el ejemplo del periodismo, veraz, combativo. En una de las primeras publicaciones de­cía: “Nuestra lucha ha sido ruda, leemos entre otras cosas, en el número 20, de fecha 31 de diciembre de 1900. Ha teni­do todos los caracteres de una lucha de pigmeos encarados a los titanes: solos en ella, encontrándonos a cada paso con el lívido fantasma del indiferentismo político, hemos lucha­do aislados, sin más arma que nuestros ideales democráti­cos y sin más escudo que nuestras profundas convicciones”.

2-. Las represión ejercida por los seguidores del “orden y el progreso” no cesaron, la consecuencia de la intolerancia y el autoritarismo que singularizó al porfirismo, obligaron a que el 7 de agosto finalizara lo que se conoce como la primera época del periódico.

De 1892 a 1922- año de su muerte en la penitenciaria fede­ral de Fort Levenworth, en el estado de Kansas. EE.UU- Flores Magón es una muestra de coherencia ideológica y compromi­so social; las armas que esgrimió para combatir a dictadura y barbarie fueron, la literatura y las ideas, armas que sus críticos no le perdonan. Sin embargo en estas jornadas conmemorati­vas la estatura de Ricardo sobresale y junto con Juan Sarabia, Práxedis Guerrero, Antonio Díaz Soto y Gama, sus hermanos Enrique y Jesús, Librado Rivera, Tomás y Manuel Sarabia, Ro­salío Bustamante tal y tal representan la columna pensante del movimiento. Por eso resulta necesario recordar que el 28 de septiembre de 1905, fue creada la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, con Ricardo como presidente, la Junta determinó crear grupos secretos para liberar a los mexi­canos del yugo de don Porfirio, el lema para aglutinar al pue­blo fue: Reforma, Libertad y Justicia. En los años siguientes el oriundo de San Antonio Eloxochitlán adquirió la estatura que lo singulariza, así lo reconocieron simpatizantes y enemigos, cito textual a Victoriano Salado Álvarez, escritor y diplomático quien en sus memorias dice: “A mi me parece que injustamen­te se acumula el mérito de la Revolución sobre Madero y sus amigos. Los revolucionarios verdaderos fueron los magonistas que no sólo se mantuvieron en su posición constante, sino que lograron alzar a toda la frontera encendiéndola en odio contra el tirano Díaz, a quienes aquellas gentes creían un verdadero aborto del infierno y hombre más perverso que todos los que habían leído en sus anales de historia.”

3-. Las fiestas del 20 de noviembre del 2010 están en mar­cha y creo que en la memoria colectiva la verdad histórica debe sobrevivir, con la difusión de los mexicanos que construyeron las bases de México actual, ese que todavía tiene compromisos que cumplir con los hombres y mujeres de la vanguardia y con el único beneficiario: el pueblo. Es por ello que las palabras de Ricardo Flores Magón dirigidas a los jóvenes en su postrera eta­pa siguen presentes: “Juventud, tú que tienes el alma henchida y llena de entusiasmo, te dirijo esta carta para orientarte en la lucha contra la injusticia social. Sabed que me encuentro en la penumbra de un calabozo, atacado de la terrible tuberculosis y la ceguera. Mi vida se agota como una lámpara de aceite a la cual le va faltando el combustible; ¿pero quién es el responsa­ble de la situación? ¡Nadie! Sólo yo. Cuando el obrero o el cam­pesino me dijo: Defiéndame, nunca busqué aliados, yo solo me eché esa tarea sobre mis hombros, no quise encaramarme sobre los hombros del pueblo. Quiero que suba sobre los míos para que vea una vida más feliz, como la veo en los ojos de mi mente. Por eso es que os llamo, para que sangre joven y nueva venga a luchar contra la tiranía social que nos agobia.”

4-. Por eso este noviembre pensaré en la Revolución Mexi­cana, gritando: Viva Ricardo Flores Magón.

1.- Ricardo Flores Magón. “El evangelio de la Patria” Departamento del DF 1958.
2.- “Regeneración” Ricardo Flores Magón, enero de 1901.
3.- “Memorias II” Victoriano Salgado Álvarez. Tiempo Nuevo. 1940.
4.- “Carta a la juventud mexicana” Ricardo Flores Magón 1922.

*Autor e investigador

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.