Editorial

Editorial: N° 24

Por domingo 7 de noviembre de 2010 Sin Comentarios

Pueblos Mágicos, es un programa lanzado inicialmente en el año 2001 por la Secretaría de Turis­mo de México en colaboración con los gobiernos estatales y municipales. El objetivo de este programa es impulsar el turismo en pueblos, donde sus mo­radores han guardado por muchos años un estilo de vida particular, típicamente mexicano.

El entorno de cada uno de ellos va­ría desde la fuerte influencia del pasado indígena, el gran legado del antiguo im­perio colonial español, la preservación de costumbres seculares y ancestrales, e importantes lugares de grandes aconte­cimientos históricos en la vida de Méxi­co.

Los Pueblos Mágicos, son pequeños poblados o pequeñas ciudades que ate­soran ávidamente la otra riqueza, la de las dulces miradas, la del color exalta­do, la de la pasión por lo cotidiano, la de olores y sabores capaces de sublimar el espíritu, la de la tradición enriquecida por la vida de quienes llegan a sus calles empedradas inundadas de leyendas o a sus tejas oscurecidas por el tiempo, en fin magia que emana en cada una de sus manifestaciones socio-culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el aprovechamiento turístico.

El programa es incipiente y como tal, lleva implícito el reconocimiento de que falta un largo trecho por recorrer, para que se abran al disfrute de los de aquí y los de allá, esas fuentes inago­tables de belleza, sabiduría y tradición que son los Pueblos Mágicos. También es claro que sus propósitos rebasan con mucho la sola idea de mejorar la imagen urbana y se extienden en la necesidad de conjuntar esfuerzos para convertirlos en detonadores de la economía local y regional

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.