Estatal

Algo más de Sinaloa…

Por domingo 3 de octubre de 2010 Sin Comentarios

Por Nicolás Avilés González

Iniciaré diciendo que soy sinaloense de hueso colorado, o sea por los cuatro costados ya que nací en Costa Rica. Mi nombre es Nicolás Avilés Gonzáles y todos en mi pueblo me dicen Niki. Actualmente por cuestiones de trabajo vivo desde hace veinte y cinco años en la ciudad de Culiacán, la capital del Estado, donde por la mañana laboro como catedrático en la Facultad de Medicina, por la tarde atiendo mi consultorio y por la noche me vuelvo la bichi tratando de hacer literatura.

Actualmente tengo publicados tres libros de relatos de tipo costumbrista; el primero Se va a saber… Dijo Barron, el segundo El Brujo de las dos Magias, y el tercero Con la muerte en los Pies y muchas poesías que pian, pianito les voy a ir dando a conocer.

Todo esto me hace sentir lurio (afortunado y eufórico) ya que nacer en esta tierra donde desde el Cañas hasta el Zuaque, hoy río Fuerte, en el municipio alteño del mismo nombre y nueve más cruzan nuestra geografía para perderse en la mar. El haber visto la luz por vez primera aquí y el poder escribir no es cualquier cosa. Me hace sentir como pavo real (engrandecido, orgulloso) y vean si no.

El que tengamos once ríos que bajan de la sierra de Durango y Chihuahua ha hecho posible que se construyan vasos, que hacen de estos remansos y a la vez permiten irrigar miles de hectáreas en los valles de Elota, en La Cruz específicamente, además tenemos la presa llamada El Varejonal sobre el río Humaya y la Sanalona sobre el Tamazula que calman la sed al valle de Culiacán, además se está terminando otra sobre el Baluarte que vendrá a poner en producción a cientos de miles de hectáreas en los municipios sureños de El Rosario, Escuinapa y Mazatlán. La Huites en Choix, y dos más en El Fuerte hacen verdes alfombras del valle de Guasave y se extienden hasta el Carrizo.

Ésta bendición de la naturaleza hace que nuestras tierras sean vergeles donde se producen toda clase de legumbres (chiles, pepinos, tomates, berenjenas, ejotes) y cereales como el maíz, arroz, frijol y trigo. Así como también frutas de diversas variedades tales como mango, liche, ciruela, naranja, toronja, guayaba, guanábana, fresa, papaya, melón y sandía; tubérculos como la papa en el valle de Guasave y gramíneas como la caña que se convierte en dulce en los ingenios de El Dorado, Navolato y Los Mochis.

Hace no más de quince años también Costa Rica aportaba miles de toneladas de azúcar blanca como luz de luna. Desa-fortunadamente fuimos víctimas entre otras cosas por el TLC (Tratado de Libre Comercio) que obligó a cerrar sus puertas dejando a cientos de obreros a la deriva.

El clima es caluroso, tanto que la gente dice que en Sinaloa sólo hay dos estaciones: el verano y la del ferrocarril, es un calor de tal intensidad que aguadea (te hace sentir débil, sin fuerzas) y en agosto la canícula (calor sin lluvias en grado extremo) muerde los huesos y en muchos plebes (niños, jóvenes y en general indica gente, raza) tienen alferecía (fiebre elevada que puede producir convulsiones). Calor que únicamente se controla dándose un chapuzón en los canales de riego, ríos o en las playas que abundan en el Sinaloa o pisteando (tomando cerveza helada) que los sinaloenses acostumbramos tanto como el agua común y corriente.

Y vaya que se bebe cerveza y miren lo que dice la letra de nuestro segundo himno nacional: “El sinaloense”; Por Dios que borracho vengo, que me siga la tambora, que me toquen el “Quelite”, después el “Niño perdido y por último el “Torito” pa’ que vean como me pinto, Hay, hay, hay… mamá por Dios.

Lo anterior refleja el espíritu del sinaloense, le gusta el pisto, (trago, beber), le gusta jalar la banda (música de aliento que según los expertos proviene de la región de Bavaria) y que fue traída por los Klaussen (empresarios alemanes que trajeron la primera fábrica de cerveza: “La Pacífico” a Maza-tlán desde Munich, Alemania). Acá entre nos me consta que los sonidos de Bavaria son muy parecidos a los nuestros ya que los escuché cuando estuve en el mundial de Foot ball del 2006 en tierras germanas.

“Jalar” la banda consiste en caminar tomando cerveza y los músicos siguiéndolo a uno por las calles o por la playa, costumbre netamente sinaloense. Además nos gusta que suene la “Cochi” (el acordeón de la música ranchera).

También nos gustan las tortillas calientitas de comal calentado con leña de mezquite, embijadas (untadas, aderezadas) con asientos (remanente que queda al sacar los chicharrones de puerco del cazo).

Nos encanta el chorizo de El Rosario, Sinaloa (carne de cochi aderezada con vinagre y chile colorado), el chilorio de Mocorito, las mestizas y el pan de mujer y pinturitas de Pericos (pan tipo crepa, blando que en su interior tiene un dulce de caña quemada, llamado “panocha”). Los coricos de Culiacán (galletas de maíz en forma de circulo con orificio al centro), y por supuesto que por la madrugada un plato de menudo con pata, callo, garra y abundante chile chiltepin para sudar la cruda cuando andamos amanecidos. Callo de hacha, camarones, patas de mula y ostiones de placer para lo mismo y además para que aumente la potencia sexual. Quién no se ha amanecido pistiando alguna vez.

Los sinaloenses, como los mexicanos nos mofamos de la muerte, veamos que dice “El Sinaloense”; Me dicen enamorado, pero de eso nada tengo, todos me dicen el negro; un negro, pero con suerte por qué si me salta un “Gallo” no me le rajo a la muerte; hay, hay, hay mamá por Dios.

Efectivamente, somos entrones, broncos, alegres y dicharacheros, tanto que en una reunión somos entrelucidos y ordinarios (nos gusta ser el parte importante de las fiestas, si no es que el alma), bailadores, cantamos y a veces hay algunos paisanos que lo hacen de veras bonito como : Pedro Infante y Ana Gabriel de Guamúchil, Lola Beltrán de El Rosario, José Ángel Espinoza “Furrusquilla” de Choix, Roberto Jordan de Los Mochis, Chayito Valdez de Guasave, Amparo Ochoa y Graciela Beltrán, Antonio de Jesús de Costa Rica. La banda de El Recodo y la Arrolladora banda Limón. Los Tigres del Norte de Rosa Morada, Mocorito y los Tucanes de Tijuana del mismo rumbo. Y muchos que se me olvidan, pero Sinaloa es tierra de artistas.

Además de cantantes tenemos deportistas destacados como; Delfino “Fino” Rosales boxeador de El Dorado que peleó por el campeonato mundial de peso pluma contra Vicente Zaldívar, “El zurdo de oro”, nuestro gran campeón Julio Cesar Chávez que lo fue en varias categorías, actualmente sus hijos nos siguen dando satisfacciones, el “Travieso Arce” además de boxeador ahora es cantante, la familia Montiel (Los cochules) de Los Mochis familia de campeones. También tenemos futbolistas seleccionados nacionales como Fausto Pinto de Costa Rica, el venado Medina de Culiacán, el “Maza” Rodríguez de Mazatlán, Omar Bravo de Los Mochis, Jared Borguetti de Culiacancito y de la Brecha Guasave la campeona olímpica de tae kwan do, Rosario Espinoza.

Somos el granero de México y a mucha honra, lo que demuestra el lado productivo del sinaloense, el lado organizado, el lado responsable de la gente de los once ríos. Contamos con el campo más tecnificado del país y nuestra vocación es la exportación de nuestros productos a lo mejores mercados del mundo. Además tenemos oferta turística y universidades de alta calidad donde asisten miles de jóvenes de todo el estado.

El Maviri en Mochis, Nuevo Altata en Navolato, las Barras en Piaxtla, Mazatlán con su malecón y su activa vida nocturna que nos invita a chirotear (disiparse en la diversión sin medir a veces las consecuencias) y dos Pueblos Mágicos: Cósala y El Fuerte. Este último nombrado de manera reciente, hacen la delicia de propios y extraños.

Como notarás, Sinaloa no sólo es violencia, es mariscos, es legumbres, minas, diversión, música de banda, deportistas, cantantes, de hombres que surcan la tierra, de mujeres bonitas por lo que los invitamos a que saquen su boleto para venir a divertirse a la tierra de los once ríos donde los esperaremos con los brazos abiertos. Me despido con una hasta pronto y espero seguirme encontrando con ustedes través de este medio.

*Docente Facultad de Medicina, UAS.


Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.