Editorial

Editorial: N° 15

Por domingo 5 de septiembre de 2010 Sin Comentarios

Por Redacción

Los municipios de Sinaloa, como aquí hemos señalado, cuentan con un patrimonio cultural de gran valor para la historia de México En la década de los cuarenta del siglo XX, con el inició de la construcción de la in­fraestructura hidráulica, se registró en el noroeste del país una dinámica eco­nómica basada en el aprovechamiento de una agricultura altamente tecnifica­da. Esto provocó fuertes cambios en la estructura urbana de las ciudades sina­loenses que impactaron negativamen­te al patrimonio arquitectónico propi­ciando su destrucción y, en el mejor de los casos, graves transformaciones o el abandono total.

Desde los años ochenta a la fecha, los gobiernos estatales, municipales, federal, y organismos ciudadanos, apo­yados por la Universidad Autónoma de Sinaloa y el Instituto Nacional de An­tropología e Historia, han emprendido acciones para la defensa y rescate de la cultura material de Sinaloa y se han logrado declaratorias importantes que han permitido conservar y rescatar el patrimonio histórico de varias ciudades de nuestro estado.

Sin embargo, falta mucho por hacer y ahora que contamos con una nueva ley de cultura, es necesario desplegar acciones para integrar una política cul­tural que permita el rescate y protec­ción del patrimonio histórico edificado y avanzar en la asignación de recursos a los municipios encaminados al rescate y conservación del patrimonio histórico existente.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.