Estatal

Rutas de Sinaloa: Culiacán

Por domingo 1 de agosto de 2010 Sin Comentarios

La antigua Villa de San Miguel de Culiacán, a casi quinientos años de su fundación, ha transformado su nombre, estampa y visión hacia el futuro. La ciudad de Culiacán constituida hoy en la orgullosa capital sinaloense, se consolida como el modelo de desarrollo urbanístico que entrelaza el potencial agrícola de su territorio con el avance tecnológico de su industria; pero lo más importante es que ese crecimiento se está dando sin perder la identidad que le han conferido su historia y cultura, tan evidentes en sus calles, edificios, plazas y museos, pero sobre todo, en el afán de su gente por demostrar y compartir la alegría de vivir en esta gran ciudad.

El repicar de campanas y la altivez de dos torres que a distancia atraen las miradas, te conducirán a la catedral de Culiacán. Presidida por la imagen en bronce del Arcángel San Miguel, santo patrono de la ciudad, esta joya arquitectónica, ornamentada con columnas neoclásicas y formas neobarrocas, se levanta a dos metros del suelo e inicia su edificación en 1942, terminándose de construir en 1885.

Aledaña a la catedral, la remozada plaza Álvaro Obregón es una ineludible invitación a caminar por sus frescos andadores adoquinados, tomarse un café por sus alrededores o simplemente solazarse en una banca mirando el paso de la gente y evocando la infinidad de sucesos históricos que aún se adivinan por sus rincones.

Como un compendio de pasajes históricos, los muros de cantera del actual Palacio Municipal tienen mucho qué contar. Construido entre 1838 y 1842 para albergar inicialmente al Seminario Conciliar, este robusto edificio de estilo ecléctico, dos plantas, patio central y corredores con arcos de medio punto, ha sido utilizado como cuartel, hospital de sangre, hospicio, escuela y Palacio de Gobierno.

Afecto profundo, historia e ingenio definen al Santuario del Sagrado Corazón de Jesús. Obra del renombrado Ing. Luis F. Molina, inicia su construcción en 1890. En 1911 fungió como bastión del coronel porfirista Luis G. Morelos, quién fuera derrotado y fusilado por las fuerzas revolucionarias del maderista Ramón F. Iturbe en la primera toma de la ciudad.

Integrado a la Plazuela Rosales se localiza el edificio central de la Universidad Autónoma de Sinaloa, de larga y relevante trayectoria institucional que iniciara en Mazatlán en 1872, bajo el nombre de Liceo Rosales. Promotora y fundamento de las grandes reformas sociales y educativas en el estado, de sus aulas han surgido brillantes generaciones del pensamiento sinaloense.

Clave en la transformación social y comercial de Culiacán a principios del siglo XX, el centenario Puente Negro, de casi un kilómetro de longitud, tiene un lugar destacado en la historia de la ciudad. Actualmente iluminado por las noches, está convertido en sitio predilecto para admirar los hermosos atardeceres de la ciudad.

Ubicada en la confluencia de los ríos Humaya y Tamazula se encuentra la Isla de Orabá, un área natural protegida donde es toda una tradición la práctica de actividades como la caminata, ciclismo, patinaje y paseos en miniyate, pero sobre todo de placenteros días de campo en compañía de la familia.

Un espectáculo de talla internacional encontrarás en las Fuentes Danzarinas. Formando parte del Desarrollo Urbano Tres Ríos, es este alarde de tecnología e imaginación, múltiples y elegantes hilos de agua brotan alegres y se iluminan al compás de la música para crear una bellísima coreografía de color, luz y movimiento que se acentúa con la belleza natural del entorno.

En el centro histórico se encuentra el Centro Cultural Genaro Estrada sede del Instituto Sinaloense de Cultura, donde se ubican la Galería de Arte Joven, la Galería de Arte Moderno y la Sala Pedro Carrillo escenarios de exposiciones pictóricas, escultura y fotografía. Así como la Sala Lumiere y el Teatro Pablo de Villavicencio, espacios de conciertos, obras de teatro y ópera.

Visita Culiacán, un lugar para vivirlo.

Fuente: Secretaría de Turismo del Gobierno del Estado de Sinaloa.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.