Local

Pedro Álvarez Martínez, legendario músico de Tacuichamona, Sinaloa

Por domingo 18 de julio de 2010 Sin Comentarios

Por Yudith López Verdugo*

Mi padre era un hombre muy hermoso, de un corazón muy grande y el mejor músico de su tiempo, así lo recuerda su hija, la Sra. María Jael Álvarez Lizárraga. Ella relata anécdotas en emocionante charla, entre fotografías, recortes de diarios y libros en los cuales mencionan la vida y obra de su papá. Su mirada brilla al contar y señalar quienes lo acompañan en las fotos que lo recuerdan y qué instrumentos tocaban. Orgullosa señala que Álvarez Martínez inicio su camino musical en Quilá, cuando tenía 11 años, teniendo como maestro a don Miguel Morales; asimismo menciona que el año de 1919 contrajo matrimonio con Doña Refugio Lizárraga, originaria de La Cruz de Elota, Sinaloa con la cual formó una familia de 8 hijos: Secundina, Cuauhtémoc, María Jael, Rogel, Jared, Ramón, Gilberto y Pedro. Doña María, cuenta que el músico vivió en Cruz de Elota y que ahí fue contratado para formar la banda musical de Elota, y posteriormente en el año de 1922 la orquesta “Hermanos Quiñonez”.

Pedro Álvarez, fue músico toda su vida y formo bandas y ejecutantes. En Navolato formo la orquesta “Jazz”, con el apoyo de los hermanos Almada. Hace más de dos décadas recibió de parte de los navolatenses el reconocimiento por su destacada tarea como maestro de música. En La Cruz de Elota, fue distinguido como: “Hijo predilecto del pueblo”.

En Culiacán, Sinaloa, creó la Banda del Gobierno del Estado, por instrucciones del general Gabriel Leyva Velázquez, Gobernador del Estado, como complemento a su labor convocó y formó a músicos, compró instrumentos y ya formada la banda, mediante una convocatoria en la ciudad de México se eligió a Don Eugenio Martínez, músico oaxaqueño como director de dicha banda, quedando Pedro como subdirector.

SU LEGADO:
Tres de sus hijos lo acompañaron en el amor a la música: Rogel quien tocaba saxofón barítono, Cuauhtémoc, saxofón soprano y el fagot; Pedro el oboe. Cuauhtémoc fue durante 19 años director de la Banda Sinfónica de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Maestro de música incansable; grandes personalidades fueron sus alumnos: Jesús Castro Ibarra conocido como “Sirola” quien llegó a convertirse en el mejor trompetista de México por más de 10 años. El compositor Luis Alcaraz lo invitó a participar en su afamada orquesta en la ciudad de México, Pedro Álvarez le dijo que no estaba preparado, que esperara un poco de tiempo y con las facultades que poseía estaría listo para triunfar. Como director inculcó disciplina y solfeo, uno de sus últimos proyectos musicales fue conformar la banda de Tacuichamona, participaron adolescentes entre 12 y 14 años que laboraban en los pueblos cercanos. En la actualidad son músicos que trabajan en las bandas más prestigiadas de la región.

Doña María, me guió por este recorrido por la historia de uno de los músicos importantes del siglo XX en Sinaloa. Su legado lo seguimos disfrutando al escuchar las notas de los filarmónicos en las noches de fiesta donde el espíritu de Pedro Álvarez Martínez se encuentra presenta en las notas de la música sinaloense.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.