Estatal

El teatro es una religión muy divertida e irreverente.

Por domingo 11 de julio de 2010 Sin Comentarios

Entrevista con Gustavo Enríquez Trejo

Por Yudith López Verdugo*

Hemos quedado de reunirnos en un conocido café en Cu­liacán, soy la segunda persona que el director de teatro originario de Ávalos del estado de Chihuahua atenderá esta tarde, más puntual que de costumbre asisto a la cita, co­nocedora de lo estricto que es con el tiempo y de lo complicado que sería volver a localizarlo ya que es de las pocas personas que conozco que no ha sido seducido por el celular y tras la agradable irrupción en la escena de Gustavo Enriquez, nos pusimos manos a la obra de un ser creativo. Es un hombre divertido y aventurero, poco o nada común, quien tiene una larga trayectoria escribien­do teatro, más de 20 años y es autor aproximadamente de 50 obras. Este mes fue galardonado con el segundo lugar nacional en el Concurso de Guiones Creativos convocado por el Instituto Federal Electoral (IFE), por la obra “El sol de los Miserables”

Como siempre con el dramaturgo las pláticas son controver­siales, bebimos café a salud de la conclusión de que el hombre repite las mismas historias desde que el mundo es mundo, vaya­mos a las preguntas:

¿Qué es “ser teatro”? Es un canal y una puerta que abrí, un grupo que está compuesto por jóvenes actores aficionados, que tienen como requisito estar estudiando o trabajando para poder estar en escena, si renuncian a estas actividades quedan expul­sados. En mi grupo nadie me dice quita esa palabra o pon esta, ni corre a éste porque me cae gordo.

¿Gustavo hay la idea en el mundo teatral de que no te gus­ta actuar con actores profesionales? Así es, siento poco respeto hacia ellos, son como las prostitutas, se venden al mejor postor, se van a quitarse la ropa a aventurera o a comerciales, sé que hay pocas excepciones y son actores que actúan en la ciudad de México. Prefiero trabajar con estu­diantes, jornaleros agrícolas, con personas en proceso de reha­bilitación de adicciones, ellos les meten corazón a cada escena, respeto al actor aficionado.

¿Cómo te ves? Me considero una persona que ama mucho la diversión, como acampar y dormir al aire libre cobijado por las estrellas, cantar, bailar y que odia al extremo las injusticias, como que la riqueza la produzcan los pobres y la disfruten los ricos.

¿Que premios has ganado? Sonriente me contesta: premio de periodismo cultural “El Payo del Rosario” por la Universidad Autónoma de Sinaloa. Primer lugar en el Encuentro Nacional de payasos, con el guion: “El planeta de los payasos”.

Primer lugar en dramaturgia del Encuentro Internacional de Títeres Pablo Carreón con la obra: “Ángel caído” y el segundo lu­gar nacional del concurso de guiones creativos convocado por el IFE por la obra “El sol de los miserables”.

¿Cual es tu obra preferida? Hamlet de Shakespeare por en­cima de todo.

¿Y de tu autoría? Lo piensa algunos segundos: “La fiesta del hombre nuevo”.

Al caer las primeras sombras de la noche, cerré la charla con mi amigo Gustavo Enríquez director de teatro, de la manera que sólo él puede hacerlo: vámonos Yudith, ya me aburrí de estar aquí, acompáñame de compras al centro de la alegría en el cual todos los culichis se ponen de buen humor en diciembre con el aguinaldo.

Me despido con un buen sabor de boca, al haber compartido un espacio en el mundo creativo de Enriquez.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.