Estatal

Ruta para el éxito empresarial

Por domingo 6 de junio de 2010 Sin Comentarios

Segunda de dos partes

Por Javier Avilés*

Un plan de negocio se puede estructurar de la siguiente forma:

1. Presentación del proyecto

Se trata de hacer una breve descripción de la que será la actividad, así como del grado o fase de desarrollo en el momento actual, teniendo en cuenta la descripción de la actividad, evolución del proyecto origen y acciones relacionadas, valoración global del proyecto (fortalezas y oportunidades).

2. Área de estudio de mercado

Hacer una definición clara y concreta del producto o servicio que se va a ofrecer, servirá de punto de referencia para comparar con otros productos o servicios similares que se encuentran en el mercado y destacar los aspectos innovadores y competitivos del nuevo proyecto.

En esta área de estudio de mercado tener en cuenta:

Definición del producto y/o servicio.
Definición del negocio.
Definición del mercado.
Análisis de la competencia.
Promoción y publicidad.
Pronósticos.
Distribución.
Determinación del precio de venta y Comparación con la competencia.

3. Área de producción y calidad

Hace referencia a los aspectos relacionados con la producción, la gestión de calidad, la logística de equipamientos e infraestructura, y las medidas de protección en el trabajo. Será muy útil para terminar de perfilar el proceso de elaboración de los productos y/o servicios, el sistema de control de calidad que se tiene previsto aplicar, así como hacer la planificación logística necesaria para desarrollar la actividad, describiendo cada uno de los elementos. Finalmente, se debe indicar aquellas medidas de seguridad e higiene que sean necesarias para llevar a cabo la actividad empresarial.

4. Área de organización y gestión

Esta área define cómo se va a organizar la empresa. Además es importante fijar objetivos que puede asumir el negocio a lo largo de los tres primeros años.

En la primera parte de esta área se determina:

Qué objetivos puede asumir la empresa.
Cómo evaluar los resultados de estos objetivos.
Cómo puede influir el entorno exterior en la evolución del proyecto.

Estas decisiones serán de gran utilidad para determinar aspectos importantes en el negocio como:

Analizar las necesidades de personal, definir el esquema de trabajo solo o con un equipo.
Determinar el sueldo del emprendedor y el de sus colaboradores.
Especificar la formación y habilidades que se necesitan para llevar adelante el negocio.

5. Área jurídico – fiscal

Esta área está compuesta por los aspectos legales que afectarán en el momento de constituir la empresa y en el transcurso de su actividad diaria.

Es muy importante el conocimiento de las diversas posibilidades legales a la hora de escoger la forma jurídica más adecuada para la empresa, y para ello hace falta un planteamiento de las diferentes alternativas y el análisis de las ventajas e inconvenientes de cada modelo.

Tener en cuenta en esta área lo siguiente:

Determinación de la forma jurídica.
Obligaciones fiscales propias de la actividad.
Patentes y marcas.
Permisos, licencias y documentación oficial.
Cobertura de responsabilidades.

6. Área económico – financiera

En esta área se va establecer todos los aspectos económicos financieros, como el plan de inversiones, amortizaciones a inversiones programadas y de qué manera se financiará cada capítulo de inversiones.

Para esta parte del plan de negocio se debe realizar:

Plan de inversión.
Plan de financiación.
Sistema de cobro a los clientes.
Sistema de pago a los proveedores.
Estado de resultados.
Cálculo del punto de equilibrio.
Flujo de caja o plan de tesorería.
Balance General.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.